viernes, 2 de abril de 2010

MANUAL DE OPERADOR DE RADIO PARA BOMBEROS





MANUAL DEL RADIO OPERADOR (95)

BVA Alberto Tauber ( K3 - 517/04 )
Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Paraguay

Todo Operador de Radio, se identifica con el equipo de comunicaciones, siendo éste el medio más importante para desarrollar su actividad. Por lo tanto, conocer su funcionamiento y modo de operar, más que una necesidad, es una obligación.

El único objetivo de este articulo, es la de transmitir mi experiencia como Radioaficionado (ZP5PX) durante más de 30 años y la de aportar informaciones básicas sobre aquellos aspectos que tengan un marcado interés para los Radio Operadores, conocimientos y técnicas necesarias para la utilización correcta de las frecuencias, adaptándole al lenguaje utilizado en los servicios de Bomberos.

El afán del Radio Operador, a experimentar y a comunicar, se manifiesta de distintas maneras. La propia formación de los individuos o el establecimiento de cursos, para quienes deseen capacitarse como Radio Operadores, proporcionando una instrucción básica para muchos, que de otra manera no adquirirían esos conocimientos.

- El conocimiento y la experiencia, en materia de comunicaciones y la existencia de equipos que emplea el Radio Operador, ya sea de una Estación Fija (Central de Comunicaciones o los Cuarteles de las distintas Cia), Estaciones Móviles (Ambulancias, Auto bombas, Auto escalas, etc.), Estaciones Portátiles (Walkie and Talkie) y Estaciones Portábles (aquellas que son instaladas en un lugar distinto al habitual, específicamente en el lugar del siniestro) constituyen un recurso para las comunicaciones, que muchas veces no pueden hallarse en ningún otro servicio.

El Radioaficionado o en este caso especifico, el Radio Operador Bombero, está siempre dispuesto a cooperar con el bien público y en especial con su patria. Lo confirma su altruista asistencia en catástrofes, socorrismos, como colaboradores de la protección civil, etc.

El Radio Operador, guarda celosamente sus atribuciones de frecuencia, rechazando el empleo indebido de las mismas. Ese uso inadecuado, no puede pasar desapercibido por él, como tampoco pueden los usuarios, sin autorización, abrigar la esperanza de no ser descubiertos. Sería una locura operar un transmisor clandestino en una banda o frecuencia atribuida al servicio de Bomberos o al de otros.

La dispersión de las estaciones de radio de los Bomberos, a través de todo el país, y su posibilidad única como grupo, para improvisar, en circunstancias adversas, han proporcionado a muchas administraciones, valiosos sistemas auxiliares de comunicación. En casos de catástrofes, los Radio Aficionados, también prestan su colaboración a los Bomberos, en servicios de comunicaciones vía HF, VHF y/o UHF, en lugares en que los Bomberos carecen de esos medios.

El Radio Operador, debe tener presente, que un equipo de radio, no es el medio apto para desahogar traumas de alguna índole, como algunos suponen, consciente o inconscientemente. Para este último caso, me atrevería a recomendarle el diván de algún psiquiatra.

El Radio Operador, debe ser un Caballero. Ser cuidadoso en sus expresiones y correcto en el lenguaje, mas aun, teniendo en cuenta que las informaciones de emergencias, generalmente provienen de personas extrañas a la institución (de la comunidad) quien es el “emisor” de la información o del mensaje, y el Radio Operador o “receptor”, debe tomar toda la información posible, tratando al emisor, con deferencia y amabilidad, teniendo en cuenta su nerviosismo, posible estado de shock y proceder con prontitud a la respuesta de los mismos.

Definiremos algunas de estas expresiones:
Comunicación: Es la “información” que alguien, (el emisor) entrega o hace llegar a otra persona, (el receptor) por cualquier medio, pero es necesario que el mismo (el mensaje) sea comprensible para quien lo recibe.

Información: Acción que tiene como propósito, transmitir datos, opiniones, hechos, conocimientos, etc. Esta información puede ser interna, o propia de la Compañía o de Bomberos, o externa, relacionadas con la comunidad o para servicios de emergencias. En la entrega de dichas informaciones, pueden participar Bomberos o personas extrañas a la institución, por lo general la alarma o llamado de emergencia, viene de la comunidad.


Manual del Radio Operador (2/7)

En toda comunicación, existe un emisor, quien es el que desea comunicar algo, el mensaje, propiamente dicho, que es todo lo que se desee comunicar, o sea, la información y el receptor, quien es el que recibe la información o destinatario de la información.

Todo mensaje, por lo general contiene información. Esta información puede tener diferentes características, como ser:
a) En forma de pregunta (¿dónde ocurrió el accidente?)
b) En forma de orden (Ambulancia, diríjase a...)
c) En forma de información (El accidente involucra a 4 personas)

- Para que la comunicación sea efectiva, el emisor debe usar un lenguaje claro y comprensible (en el caso de Bomberos. No podemos esperar lo mismo de algún ciudadano que llama a solicitar auxilio)
- Para verificar que el mensaje a sido recibido, debe existir una retroalimentación, es decir, debe existir una respuesta o una contestación del receptor, para con el emisor.
- Se debe tener en cuenta que, mientras más breve, conciso y preciso sea el mensaje, más fácil será transmitirlo y recibirlo.

LA SALA DE RADIO
La Estación de Radio Base o Fija, (Central de Comunicaciones o Cuartel de la Cia.) debe ser montada sobre un escritorio y es necesario aprovechar el espacio, con máxima comodidad en las operaciones y poder realizar todos los trabajos con toda libertad, sin perturbación alguna.

Los equipos de radio, deben estar alimentados por una línea independiente, de lo contrario hará que la iluminación del Cuartel fluctúe o titile cuando se “module” (hable) y en ciertos casos, se producirá la perturbación de la recepción de imagen del televisor, o en algún receptor próximo, alimentado por la misma línea. Además, es de vital importancia, estar conectado a una batería o sistema auxiliar (generador), para casos de cortes de luz.

La sala de radio, debe contar con los equipos y accesorios necesarios, además de un reloj de pared o sobre el escritorio, una lámpara de mesa, Libro de Guardia, hojas de papel, lápiz o bolígrafo, mapas o plano de la ciudad del área de cobertura a la que pretende servir, planos de ubicación de hidrantes, guía y agenda telefónica y si posible un equipo informático (computadora).

Equipos imprescindibles en una Sala de Radio:
- Teléfonos o central telefónica (Copaco) con identificador de llamadas.
- Celulares
- Equipos de Radios, que constan de un micrófono, fuente de alimentación, transformadores 220/110 o 220/12 volts, antena y torre donde se colocará la o las antenas, que estarán conectadas al equipo, por un cable coaxial.

Ahora describiremos los diferentes tipos de Equipos
- Radios o Estación Base o Fija (HF, VHF y/o UHF) que son los equipos transmisores/receptores (transceptor), para comunicaciones a distancia, entre una o más personas, que son alimentadas de la red eléctrica (Ande), debiendo también estar prevista la alimentación a través de un generador o batería, para los casos de corte de luz y conectados a una antena externa.
- Radios o Estaciones Móviles, son los equipos que se encuentran dentro de los vehículos, alimentados a batería y conectados a una antena externa.
- Radios Portátiles, que son los equipos de mano o fácilmente transportables por un individuo y alimentados con batería y antena incorporada a la misma.
- Radios o Estación Portable, es aquella estación, específicamente de HF, montada en un lugar distinto al habitual, alimentada por corriente o batería y conectada a una antena externa. Son aquellas estaciones que se montan en el lugar del siniestro, como por ejemplo en un Incendio Forestal, cuando la comunicación por VHF es imposible.
- Repetidoras, son los equipos de transmisión y recepción de señales, en forma automática, cuya finalidad es la de ampliar la señal a mayor distancia. Utilizan dos frecuencias distintas, una para transmitir (TX) y otra para recibir o recepción (RX)
- Codificadores de Busca Persona y Alarmas, son los equipos de transmisión de señales, para buscar, como su nombre lo dice, a personas, por medio de un código personal, alertando sobre un servicio o simplemente pasar mensajes.

Manual del Radio Operador (3/7)

EL RADIO OPERADOR
- Debe dominar el uso de los diferentes equipos de radio, el uso de la central telefónica, equipos informáticos, conocimiento del lenguaje radial, códigos de radio, conocimientos de las calles, puntos de referencias importantes de cada barrio, o áreas urbanas de coberturas o zonas de cada compañía del CBVP.
- Conocer la organización, el cuadro de oficiales y personal.
- Recibir con amabilidad, confirmar las llamadas de la comunidad, en casos de emergencia, vía telefónica o radial y proceder con prontitud.
- Deberá mantener libre la línea telefónica de Emergencia, cuidando que el uso no exceda más de 3 minutos.
- Determinar las unidades operativas que deban participar en el llamado de emergencia y activar la alarma correspondiente en la Cia. o vía radial, codificando y pasando los datos por ese medio y/o vía telefónica.
- Verificar que las unidades asignadas, concurran al llamado de emergencia y si necesario, solicitar los apoyos correspondientes, en cada caso de siniestros que así lo requiera.
- Realizar todas las anotaciones necesarias, en las planillas de guardia, de todo acontecimiento, durante su turno, los comunicados al personal y las condiciones de cada guardia entrante.
- Realizar los enlaces correspondientes con los organismos del estado o privados, para los pedidos de apoyo de otras instituciones, en casos de necesidad.
- Comunicar a las autoridades correspondientes, según Reglamentación o Resoluciones vigente, de hechos relevantes o cualquier anomalía.
- No podrá dar los números telefónicos y otros datos particulares, sin autorización.
- Al recibir la alarma de la CCA deberá accionar la alarma de la Cia.
El correcto control del tráfico radial en situaciones de emergencias, facilita la labor bomberil, tanto para los que se encuentran en el servicio, como para los que están a la escucha, como así también a los Radio Operadores de las distintas Compañías.

POR SU SEGURIDAD…
- Desconecte, todos los circuitos de energía, antes de tocar o manipular algo detrás del panel de los equipos o dentro del chasis. Es aconsejable disponer de una llave de corte general, a mano del operador o de otra persona.
- No deje que conecten o desconecten las fuentes de energía, mientras trabaja en el equipo y sobre todo, con el equipo prendido.
- No trabaje en el transmisor cuando esté cansado o tenga sueño.
- Nunca ajuste los componentes internos de su equipo con las manos. Utilice precauciones especiales cuando mani¬pule los circuitos de energía (desconecte de la red eléctrica).
- Evite el contacto corporal con metales en tierra (estantes, radiadores) o suelos húmedos, mientras trabaja en un transmisor.
- No trabaje en el equipo, con los auriculares puestos.
- Si va a subir a una torre, a ajustar una antena, utilice siempre un cinto de seguridad. No olvide que no está en tierra. Ese escalón puede ser uno muy largo y peligroso. Nunca suba estando solo.
- Organice su propia técnica de seguridad. Tome el tiempo necesario y sea cuidadoso. La muerte ronda perma¬nentemente.
- Cuando beba, no conduzca, tampoco transmita.

SISTEMA DE REPORTAJE DE SEÑALES (R.S.T.)
El sistema RST, se aplica al reportaje de señales durante la transmisión. Su uso es imprescindible en todo comunicado, especialmente en HF, a fin de conocer si una estación está siendo bien escuchada, utilizando del sistema R/S con números del 1 al 5
El primero - “R” = Readability o Legibilidad, con respecto a la mo¬dulación, sirve para informar si la recepción es legible y se entiende lo que se dice. Va de 1 al 5 (no dé menos de 1 y no exceda de 5).
El segundo - “S” = Strength o Intensidad, con respecto a las señales, sirve para informar, si la recepción es fuerte y con buena intensidad. En el servicio de radioaficionados, va del 1 al 9. Los Bomberos solo utilizan del 1 al 5. Ejemplo: 5/5, (cinco barra cinco) que significa: fuerte y claro (R5/S5), o 3/3 (tres barra tres) que significa: poco legible y sin intensidad.



Manual del Radio Operador (4/7)

De acuerdo a Convenciones Internacionales, utilizadas en otros servicios de comunicaciones, este reportaje será dado usando tres (3) números (R, S y T)
“T” (Tone oTono), con respecto a su calidad de pureza. (Exclusivo para Telegrafía - CW).

Legibilidad (R = Readability)
1 - No legible.
2 - Apenas legible. Se distingue una que otra palabra.
3 - Legible con bastante dificultad.
4 - Legible prácticamente sin dificultad.
5 - Perfectamente legible.

Intensidad (S = Strength)
1 - Apenas perceptible.
2 - Muy débil.
3 - Débil.
4 - Casi buena.
5 - Buena.

Obs. En el Servicio de Bomberos, solo se utiliza hasta el 5. En otros servicios se utiliza hasta el 9
6 - Muy Buena.
7 - Moderadamente fuerte.
8 - Fuerte.
9 - Extremadamente fuerte.

Es recomendado mencionar este reportaje de señales, al inicio de un comunicado, especialmente en HF, indicando de como está recibiendo o recepcionando a la otra estación, posibilitando de esta manera, un mejor entendimiento, antes de pasar un mensaje (10.05) y no tener que decir después, que lo escucha muy bajo y que vuelva a repetir todo el cambio o para evitar la clásica pregunta de “como me está copiando?”.

No sea muy “regalón” dando reportajes falsos, diciendo que lo está escuchando “fuerte y claro” y al final de su cambio, solicitar que repita lo que dijo porque no pudo “escuchar” muy bien.

LIBRO DE GUARDIA
El Radio Operador de una Estación Fija (Cuartel de la Cia.) está obligado a llevar un detalle de todos sus comunicados realizados, inclusive los llamados telefónicos de emergencia, en un Libro de Guardia, pudiendo ser por medios electrónicos (computadora) anotando fecha y hora, estación contactada, (nombre y número telefónico) y mencionando cualquier otro detalle que pueda ser de su interés, dirección de la emergencia, etc.

Las anotaciones en este “Libro de Guardia” se convertirán en algo más que una simple información. Le permitirá poseer una historia progresiva, con documentación detallada, que podrá consultar transcurrido el tiempo, con las verificaciones exigidas por las autoridades correspondientes.

Cada vez que la estación es usada por otro operador, el nombre del mismo, deberá anotarse en la columna correspondiente. También debe poseer un espacio, en el que el operador de turno de la estación, puede utilizarla para anotar informaciones intercambiadas, como ser el nombre con quien se comunica, la dirección, anotaciones sobre el tráfico recibido o cursado, o cualquier otra referencia relacionada con el comunicado.

LLAMADAS DE EMERGENCIA
Incendios, accidentes viales, inundaciones; huracanes, ciclones o tornados, incendios forestales, derrames o escapes de sustancias peligrosas, etc. cualquiera sea la magnitud de los mismos, afecta inexorablemente la vida, los bienes y el medio ambiente de las comunidades que los sufren. Es aquí donde las comunicaciones cumplen un destacado e insustituible lugar.

Entre las normas generales, está estipulado que la Llamada de Emergencia, o Llamada Gral. (10.76) tiene prioridad sobre cualquier otro tipo de tráfico. Todas las estaciones que escuchen este llamado, deberán estar atentas y cesar inmediatamente sus emisiones, para no interferir, y al mismo tiempo, permanecer atento y a la escucha de la frecuencia de la cual fue emitida la Llamada General.


Manual del Radio Operador (5/7)

Las comunicaciones de emergencias, surgen cuando la situación requiere que se manejen grandes cantidades de información, en un período corto de tiempo. Es aquí cuando los Radio Operadores pueden prestar sus servicios de comunicaciones tácticas.

Este tipo de situaciones, se encuentran, cuando una emergencia afecta a un grupo pequeño de personas, por un periodo corto de tiempo. La necesidad, es enviar la información lo más rápido posible. Esta información puede ser en la forma de instrucciones o preguntas. Un ejemplo es cuando encontramos en un accidente entre vehículos, personas heridas, inundaciones, etc. Este tipo de comunicaciones se lleva a cabo en frecuencias que se limitan al área afectada.

Debido a la popularidad que ha obtenido los “2 metros” (FM - VHF) y el uso de las repetidoras, permitiendo una comunicación verbal, mucho más precisa y fluida. Es por eso, que el entrenamiento, es importante para aprender los procedimientos de emergencia y evitar las confusiones, que limitan el tiempo para poder enviar la ayuda necesaria. Las redes en VHF, son punto de contacto con las redes de HF, para así proveer las comunicaciones fuera de las áreas locales.

El uso de los procedimientos apropiados, es de extrema importancia. Hay que saber cuando debemos hablar y cuando callar. En caso de emergencia, debe haber solo una estación control o cabecera, para evitar la confusión y así dirigir el tráfico de mensajes para las personas afectadas.

Otra de las cosas que debemos tener en cuenta, es que los Radio Operadores, son el punto de enlace con las autoridades correspondientes y son ellos, los que toman las decisiones con respecto a la emergencia. El operador en condiciones de emergencia requiere que haya pensamiento de antemano.

Es muy diferente operar dentro del área afectada, a estar fuera de la misma y solamente proveer apoyo a las estaciones, en el lugar donde ocurre la emergencia. El trabajo de aquellos que están fuera, es sencillo. Solo han de manejar los comunicados. Hay una regla importantísima a seguir: “ESCUCHAR” y seguir las instrucciones de la estación control.

Todas las estaciones que escuchen la palabra Emergencia, o Llamada Gral. (10.76), deberán cesar inmediatamente sus emisiones, para no interferir y al mismo tiempo, permanecer a la escucha en la frecuencia en la cual fue emitida la llamada de socorro y una sola estación se hará cargo de la frecuencia. Los demás deben permanecer “a la escucha”, tomando nota de todos los datos que son pasados, a fin de no tener que repetir toda la información.

Lo principal es que no pierdas la calma. En primer lugar, hacer saber, al que efectuó la llamada de socorro (Mayday, SOS, QUF, Emergencia, etc.), o lo haya hecho vía telefónica, que le ha escuchado y que se hará todo lo que esté a su alcance.

Lo ideal es que tenga a mano, en algún lugar visible, una serie de datos importantes como ser, números telefónicos y una lista de preguntas que deberás hacer al que pide socorro, en una manera concisa, clara y rápida. En otras palabras, mensajes cortos. No transmita informaciones inútiles.

Recuerde que el que llama telefónicamente, está más nervioso que Ud. o está en estado de shock.

Obtenga informaciones bajo el siguiente sistema y tome nota en una hoja de papel, para luego pasar a su “Libro de Guardia”
- ¿CUANDO? - Fecha y hora en que recibió el llamado y luego interroga:
- ¿DONDE? - Lugar de la emergencia o accidente (calle tal, entre tal y tal, puntos de referencias)
- ¿QUE? - Que pasó. Que se puede hacer. Cual es la naturaleza de la emergencia.
- ¿CUANTAS? Cuántas personas, aproximadamente, están involucradas, si fuere el caso de los vehículos y cual es el número de accidentados.
- ¿CUAL? Cual es el nombre y número telefónico de la persona que realiza el llamado y si posible, nombre de la Empresa, Edificio, accidentado o familia, empresa o edificio, para luego, si posible, confirmar la veracidad de la llamada.

Para que la comunicación sea efectiva, el “receptor” de la información, tratará que el “emisor” use un lenguaje comprensible y tratará de obtener toda la información necesaria. Posteriormente Ud. será el encargado de evaluar:
- ¿COMO? Como se puede ayudar. Que tipo de ayuda necesita. Que medidas tomar.
- ¿QUIEN? Quién puede ayudar. A quién pedir ayuda y a quién avisar.


Manual del Radio Operador (6/7)

En los comunicados entre Bomberos, es imprescindible verificar que el mensaje ha sido recibido, por lo tanto debe existir una retroalimentación, es decir que debe existir una respuesta o una contestación del “receptor” para con el “emisor”, teniendo en cuenta, que el mensaje sea breve, conciso y preciso, lo que facilitara la transmitirlo y recibirlo.

Establecer inmediatamente contacto, informando de estas situa¬ciones, a las personas y organizaciones, a las autoridades pertinentes encargadas de ese tipo especifico de emergencia y ayudarles con la labor de transmitir el tráfico requerido, y solicitar el apoyo, según sea el caso a: Su Central de Comunicaciones, a otras Compañía de Bomberos más cercanas al local del siniestro, Auto bombas, Ambulancias, etc. y si fuese necesario, a la Policía Nacional, Policía Municipal, Ande, etc.
Es imprescindible que la Estación de radio, posea una lista de teléfonos, para casos de emergencia y tengas a mano, el de Sanatorios, Hospitales y Ambulancias.

La Comunicación es eficiente cuando el mensaje alcanza su destino exactamente como se originó. Quien origina el mensaje, lo debe escribir tipo telegrama, con dirección que sea suficiente y con firma de igual manera.

“El que no vive para servir, no sirve par vivir”

Asegurar que los procedimientos operativos y equipos estándares sean adecuados y suficientes para permitir el tráfico radial en lugares con múltiples respondedores.
Las comunicaciones dejan de ser eficaces en el lugar de un incendio, cuando el tráfico radial se hace tan pesado que no es posible entender los mensajes. El ruido ambiental en el lugar de un incendio, obstaculiza aún más la comunicación eficaz. El canal táctico y el canal de emergencia, deben contar con sus propias líneas, a fin de evitar la competencia por el tiempo de transmisión. Se puede reducir el tráfico radial si los usuarios:
- evitan transmisiones innecesarias;
- son breves, precisos;
- hablan claramente;
- esperan que el canal de transmisión esté disponible y
- dan prioridad a las emergencias y a los rescates.

En los procedimientos operativos estándares, el personal y los equipos de comunicación, deben ser de calidad y cantidad suficientes para soportar el volumen de comunicaciones necesarias, en los diferentes lugares de incendios.

Las políticas de comunicación, de los departamentos de bomberos, deben incluir un procedimiento operativo estándar de transmisión y reconocimiento del “tráfico de emergencia” en el lugar del siniestro.

Todo el personal que opera en el lugar de un siniestro, así como el operador de la línea de emergencia, en todos los centros de comunicación, deben tener una terminología común, fácilmente identificable.

COMUNICACIONES
Las comunicaciones se han mostrado de siempre como un punto crítico en la respuesta a este tipo de emergencias.

El esquema más básico, y que ha demostrado una mayor eficacia, es aquél que contempla la comunicación directa entre las personas de un mismo equipo, por un canal exclusivo, y la comunicación directa de las diferentes áreas, sin necesidad de intermediación a través de un canal común.

El uso de equipos de radio portátiles, se ha mostrado hasta la fecha, como el más operativo, sin desatender a la telefonía móvil para comunicaciones directas entre el lugar de la emergencia y el exterior.

Ejemplo de esta necesidad lo constituye la comunicación entre el Responsable de Evacuación de Heridos y los Hospitales de Destino (en general a través de una Central de Emergencia).

Las comunicaciones del Puesto de Mando Principal, se realizarán utilizando todos los recursos disponibles, basando inicialmente, su mayor peso, en la telefonía convencional de cara a comunicarse con el exterior y en los equipos de radio para las comunicaciones con la zona de emergencia.



Manual del Radio Operador (7/7)

Dispositivos necesarios para mantener una comunicación en dos sentidos con el Comandante del Incidente o Siniestro.
La falta de una comunicación eficaz en el lugar de un incendio puede provocar pérdidas humanas trágicas. Los bomberos que entran a estructuras en llamas, deben poder comunicarse con el Comandante del Incidente sobre las condiciones en el interior de las estructuras, la necesidad de apoyo adicional y sobre emergencias que requieran de equipos de rescate o de repuesta. Una comunicación eficaz es de primordial importancia para el Comandante del Incidente, a la hora de tomar decisiones, dirigir las operaciones generales y garantizar la seguridad en el lugar del siniestro.

Que hacer después...
No olvide informar a su sociedad nacional, de su emergencia o manejo de tráfico de bienestar. ¿Porque no publicar su buen trabajo?

Lo siguiente debe incluirse en su informe;
1. Tipo y tamaño de la emergencia.
2. Grado de daños al sistema normal de comunicaciones.
3. Nombre de las personas que participaron de las comunicaciones de emergencia.
4. Horas, frecuencias y modos utilizados.
5. Evaluación de la efectividad de las comunicaciones de emergencia.

Su informe debe ser enviado a su Directorio, con el fin de que sus esfuerzos puedan ser publicados en las revistas de las sociedades miembros y así otros Operadores de Radio, puedan aprender de sus experiencias.

CÓDIGO “10”
Con el fin de intercambiar todo tipo de informaciones, en un lenguaje claro, conciso y rápido, todos los Radio Operadores Bomberos, deben adoptar un lenguaje en las comunicaciones, creado de acuerdo a las necesidades locales, por un sistema de números, que tienen sus significados, que pueden tener sentido afirmativo o negativo y que fueron adaptados de otros servicios similares, para una mejor comprensión, como es el caso del Código “Q”, utilizados por los Radio Aficionados.

Comentario
En 1908, se acordó internacionalmente, adoptar las siglas SOS, como llamada de socorro, para ser utilizado en telegrafía, puesto que es fácil de transmitir y recordar, en el mundialmente conocido Código Morse (di, di, di, da, da, da, di, di, di), el cual transmitido en forma continua, llama la atención.

Con anterioridad a la llegada de este signo, no existía ninguna llamada marítima en petición de socorro. Simplemente se transmitía la palabra “HELP” (Ayuda). Posteriormente se utilizó la, “Llamada general” (CQ) con el significado de Aviso a todas las estaciones, agregándosele posteriormente la letra “D”, que se adjudicaba a la palabra Desastre. Así que, en 1912, el famoso trasatlántico “Titanic” seguramente transmitió “CQD”, mientras se iba al fondo del mar.

Con respecto al SOS, existen varias versiones de su significado. Algunos afirman que significa Save Our Souls (salven nuestras almas), otros, Save Our Ship (salven nuestro barco). En realidad, estos códigos, se fundamentan en la velocidad y claridad en su transmisión telegráfica (CW) y no en el significado de sus siglas.

La palabra MAYDAY, es el pedido oral de ayuda, que se supone proviene del francés “M'aidez” (ayudadme) y que fuera aprobada en la Convención Internacional de 1927, para uso tanto en estaciones civiles, como militares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada