jueves, 30 de junio de 2011

Miden radioactividad en Los Alamos

Miércoles 29 de Junio de 2011 22:18

LOS ALAMOS, Nuevo México.- Mientras equipos de bomberos batallan para impedir que un incendio forestal en Nuevo México alcance el principal laboratorio nuclear de Estados Unidos y las comunidades circundantes, una avioneta especialmente equipada buscaba detectar el miércoles si ha emanado radiactividad del sitio.
Sus esfuerzos incluían decenas de monitores fijos de aire en tierra, así como un “laboratorio volante” enviado por la Agencia de Protección Ambiental (EPA). El avión bimotor está equipado con sensores que colectan muestras detalladas del aire.
El senador federal por Nuevo México Tom Udall solicitó la ayuda de la agencia para los trabajos de monitoreo. Funcionarios de la EPA dijeron que el laboratorio volante compiló sus primeras muestras el miércoles y las autoridades estatales y federales han prometido que los resultados de la operación serán dados a conocer.
“Sé que hay gente preocupada por lo que hay en el humo”, dijo Udall. El legislador hizo notar que el estado, el laboratorio nuclear de Los Alamos y EPA estaban examinando exhaustivamente la calidad del aire “para poder asegurar a la población” que existen múltiples niveles de supervisión.
El siniestro cubría ya más de 280 kilómetros cuadrados, pero los bomberos consiguieron contener la línea de avance a lo largo del borde sur del laboratorio.
En el borde occidental, los bomberos iniciaron quemas controladas para quitarle combustible al incendio. Funcionarios del laboratorio advirtieron a la gente que pudiera verse humo salir del borde de la instalación, pero que no había llamas en el sitio.
Los residentes que viven en la zona en la dirección del viento dijeron estar preocupados por el potencial de una columna de humo radiactivo si las llamas llegaran a alcanzar los miles de bidones de desperdicios almacenados en el lugar.
Altos funcionarios del laboratorio de Los Alamos y del departamento de bomberos dijeron confiar en que las llamas no alcanzarán los edificios y áreas en las que el desperdicio radiactivo está almacenado. Como último recurso, se pudiera cubrir de espuma los barriles para asegurar que no sean dañados por el incendio, dijeron.
El gerente del sitio para la Administración Nacional de Seguridad Nuclear dijo que evaluó las precauciones y que se siente tranquilo. La agencia supervisa el laboratorio para el Departamento de Energía.
“Tengo a 170 personas que dan validez a sus medidas”, dijo Kevin Smith. “Los desperdicios están en bidones de acero, en suelo de concreto”.
Pese a las garantías, algunos residentes siguen preocupados por su seguridad en comunidades cercanas.
“Si las llamas llegan a esos desperdicios, se acabó todo, no sólo para Los Alamos, sino para Santa Fe y para todos nosotros en el medio”, dijo Mai Ting, un residente del valle bajo las mesetas desérticas en las que está ubicado el laboratorio nuclear.
Chris Valvarde, que vive en Santa Clara Pueblo, unos 16 kilómetros al norte de Los Alamos, le preguntó a funcionarios en un encuentro el martes por la noche si tenían un plan de evacuación para su comunidad. Los Alamos, un pueblo de 11 mil habitantes, ya está vacío, luego que fuese evacuado antes del arribo del incendio.
El director del laboratorio, Charles McMillan, dijo que los bidones contienen desperdicio transuránico -guantes, herramientas y cajas de herramientas- y otros objetos que pudieran estar contaminados.
Altos funcionarios del laboratorio declinaron especificar cuántos bidones hay en el lugar. Un grupo antinuclear ha estimado que pudiera haber hasta 30 mil bidones de 3.7 litros.
provincia.com.mx

CONGRESO NACIONAL DE PROTECCION CIVIL 2011

Invitación al CONGRESO NACIONAL DE PROTECCION CIVIL 2011
Se realizará los días 27, 28 y 29 de Julio, en el Centro de Congresos Expo Reforma en la Ciudad de México.
Información y procedimiento de registro en línea en la página:
......
www.e-proteccioncivil.com.mx

Por favor comparte y difunde esta información, haciendo extensiva la invitación.
Afectuosamente
MONTIEL

__._,_.___

Ambulancia y bomberos dirigiendose a un incendio

Ambulancia y bomberos dirigiendose a un incendio

Contenido

[ocultar]

1 Enunciado

(Final, Julio 2009, P3)
Al lugar de un incendio acuden por la misma carretera rectilínea, en el mismo sentido, un coche de bomberos a 108 km/h y una ambulancia a 72 km/h. El coche de bomberos usa una sirena de 880 Hz, mientras que la ambulancia emplea una de 900 Hz.
  1. En un momento dado el coche de bomberos se encuentra a 4 km del incendio y la ambulancia a 3 km de él, y ambos sonidos hacen sonar brevemente sus sirenas. Para una persona situada en el camino de los vehículos, pero 1 km antes del lugar del incendio, ¿cuál de las dos sonidos emitidos en ese instante llega antes? ¿Qué sirena suena más aguda? ¿En cuantos hercios? ¿Cuál es la frecuencia de la señal y de los batidos que oye esa persona?
  2. Para el conductor de la ambulancia y el del coche de bomberos, ¿cuál es la frecuencia de la sirena que le llega del otro vehículo cuando se encuentran en la posición del apartado anterior?
  3. A los 2 minutos ambos vehículos hacen sonar brevemente sus sirenas otra vez. ¿Cómo quedan los resultados de los dos apartados anteriores?
Dato: Velocidad del sonido en el aire: 341 m/s.

2 Solución

2.1 Apartado 1

Los dos vehículos se dirigen hacia el observador. Si escogemos el eje X como se indica en la figura, las velocidades y distancias de cada uno de los vehículos al observador en reposo, y las frecuencias son

\begin{array}{lclcl}
  \mathbf{v}_b = 108\,\mathrm{km/h}=30\,\mathrm{m/s},&&d_b = 3\,\mathrm{km},&&f_b=880\,\mathrm{Hz}\\
\mathbf{v}_a = 72\,\mathrm{km/h}=20\,\mathrm{m/s},&&d_a = 2\,\mathrm{km},&&f_a=900\,\mathrm{Hz}
\end{array}
Los dos coches hacen sonar sus sirenas al mismo tiempo. La velocidad del sonido no depende de la velocidad de la fuente, es decir, ambos sonidos viajan a la misma velocidad,  c=341\,\mathrm{m/s}. Como la ambulancia está mas cerca del observador es el sonido de la sirena de la ambulancia el que llega primero. Podemos calcular el tiempo que tarda en llegar cada uno de ellos

\begin{array}{lcl}
  \displaystyle\Delta t_b = \frac{d_b}{c}=8.79\,\mathrm{s},&&\displaystyle\Delta t_a=\frac{d_a}{c}=5.86\,\mathrm{s}
\end{array}
Es decir, el sonido emitido por la ambulancia llega casi tres segundos antes que el de los bomberos.
Como los vehículos están en movimiento, la frecuencia percibida por el observador está afectada por el efecto Doppler. Si la velocidad de la fuente es vf, la del observador vr y las frecuencias respectivas ff y fr la fórmula del efecto Doppler es

\displaystyle f_r=\frac{c+v_r}{c-v_f}f_f
c es la velocidad de propagación del sonido en el medio, en este caso el aire. La velocidad vf es positiva si la fuente se aleja al receptor y negativa en caso contrario. Lo mismo ocurre con vr. El observador está en reposo, por lo que vr = 0. Los dos vehículos se acercan a él, por lo que en los dos casos la velocidad de la fuente es positiva. Entonces, la frecuencia percibida por el observador para cada coche es

\begin{array}[]{l}
  \displaystyle f_{ra}=\frac{c}{c-(v_a)}f_a=\frac{341}{341-20}\times900=956\,\mathrm{Hz}\\ \\
  \displaystyle f_{rb}=\frac{c}{c-(v_b)}f_b=\frac{341}{341-30}\times880=965\,\mathrm{Hz}
\end{array}
La frecuencia más alta, y por tanto la más aguda, es la del camión de bomberos. Esto se debe a que su velocidad es mayor que la de la ambulancia. La diferencia es

\Delta f_r=f_{rb}-f_{ra} = 9\,\mathrm{Hz}
El observador percibe la superposición de dos ondas, suponemos que de la misma amplitud, y con frecuencias ligeramente distintas. El resultado de la superposición es una señal de amplitud variable. La frecuencia base de esta señal, la que percibe el oído, es

\displaystyle f_0=\frac{1}{2}\left(f_{ra}+f_{rb}\right)=961\,\mathrm{Hz}
La amplitud oscila con la frecuencia de batido

f_{bat}=|f_{ra}-f_{rb}|=9\,\mathrm{Hz}

2.2 Apartado 2

En este caso tanto el observador como la fuente están en movimiento. Analicemos cada caso.
Frecuencia percibida por la ambulancia: la fuente es el camión de bomberos, que se acerca a la ambulancia (vf = vb > 0), y el receptor es la ambulancia, que se aleja de los bomberos (vr = − va < 0). Por tanto

\displaystyle f_{ab}=\frac{c-v_a}{c-v_b}f_b=\frac{341-20}{341-30}\times880=908\,\mathrm{Hz}
Frecuencia percibida por los bomberos: ahora la fuente es la ambulancia, que se aleja de los bomberos (vf = − va < 0), y el receptor son los bomberos, que se acercan a la ambulancia (vr = vb > 0). Tenemos

\displaystyle f_{ba}=\frac{c+v_b}{c+v_a}f_a=\frac{341+30}{341+20}\times900=925\,\mathrm{Hz}

2.3 Apartado 3

Durante los dos minutos del enunciado ambos coches han seguido moviéndose (todavía no han llegado al incendio). Vamos a calcular la distancia recorrida por cada uno de ellos

\begin{array}{l}
  \displaystyle  \Delta x_a=v_a\Delta t=20\,\mathrm{\frac{m}{s}}\times120\,\mathrm{s}=2400\,\mathrm{m}=2.4\,\mathrm{km}\\ \\
  \displaystyle  \Delta x_b=v_b\Delta t=30\,\mathrm{\frac{m}{s}}\times120\,\mathrm{s}=3600\,\mathrm{m}=3.6\,\mathrm{km}
\end{array}
La nueva disposición se muestra en la figura adjunta. Los dos vehículos han dejado atrás al observador y el camión de bomberos ha adelantado a la ambulancia. Respondamos a las preguntas anteriores con esta disposición
La ambulancia está mas cerca del observador que los bomberos. Como la velocidad del sonido es la misma para los dos sonidos, el de la ambulancia llega antes, como en el apartado 1.
Los dos vehículos se alejan del observador. A la hora de calcular las frecuencias percibidas por éste, en este caso las fuentes se alejan y en ambos casos vf < 0. Entonces

\begin{array}[]{l}
  \displaystyle f'_{ra}=\frac{c}{c+(v_a)}f_a=\frac{341}{341+20}\times900=850\,\mathrm{Hz}\\ \\
  \displaystyle f'_{rb}=\frac{c}{c+(v_b)}f_b=\frac{341}{341+30}\times880=809\,\mathrm{Hz}
\end{array}
Ahora el sonido más agudo es el de la ambulancia. La diferencia entre los dos es

\Delta f'_r=f_{ra}-f_{rb}=41\,\mathrm{Hz}
En la superposición la frecuencia base es

\displaystyle f_o=\frac{1}{2}\left(f'_{ra}+f'_{rb}\right)=830\,\mathrm{Hz}
y la de batido

f_{bat}=|f'_{ra}-f'_{rb}|=41\,\mathrm{Hz}
Frecuencia percibida por la ambulancia: la fuente es el camión de bomberos, que se aleja de la la ambulancia (vf = − vb < 0), y el receptor es la ambulancia, que se acerca a los bomberos (vr = va > 0). Por tanto

\displaystyle f'_{ab}=\frac{c+v_a}{c+v_b}f_b=\frac{341+20}{341+30}\times880=856\,\mathrm{Hz}
Frecuencia percibida por los bomberos: ahora la fuente es la ambulancia, que se acerca a los bomberos (vf = va > 0), y el receptor son los bomberos, que se alejan de la ambulancia (vr = − vb < 0). Tenemos

\displaystyle f'_{ba}=\frac{c-v_b}{c-v_a}f_a=\frac{341-30}{341-20}\times900=872\,\mathrm{Hz}

2.4 Errores comunes

Repasamos aquí algunos de los errores más comunes que hemos detectado durante la corrección
  1. La velocidad de propagación del sonido no depende de la velocidad de la fuente. Sólo depende de la características del medio de propagación (agua, aire, etc). Si ocurriera eso, un avión nunca podría romper la barrera del sonido, pues éste siempre viajaría más rápido que él.
  2. Hay que prestar atención a los signos de las velocidades del receptor y la fuente en función de que se alejen o se acerquen.
  3. Las cuentas deben hacerse con las unidades adecuadas. Por ejemplo, no se pueden sumar los números 341 (c em m/s) y 108 (vb en km/h).

Feliz Cumpleaños BOMBEROS de Chile.....

Orígenes Puede afirmarse que casi todos los Cuerpos de Bomberos se institucionalizan a raíz de un incendio descomunal que hiere la conciencia pública y que obliga a la comunidad a reaccionar, recurriendo para ello a algún modelo organizativo de aquellos disponibles en la cultura comunitaria de que se trate.
Fue así que en Chile el primer Cuerpo de Bomberos basado en voluntarios nació en 1851 en el puerto de Valparaíso, según algunos autores con fuerte raigambre en los valores republicanos y orgánicamente basado en brigadas bomberiles existentes en los Estados Unidos desde el siglo XVIII.
El modelo de Valparaíso, en cuanto al diseño organizativo y miembros voluntarios, sería más tarde replicado por entidades semejantes en todo el país: Cuerpos de Bomberos voluntarios.

Antes de la existencia de estos Cuerpos, en el país los siniestros eran enfrentados por serenos, policías y por el público en general, desde luego sin equipamientos ni preparación especiales. Y aunque existen indicios documentados de que hubo iniciativas estatales destinadas a formalizar este servicio, aquellas no pasaron de la intención o de la enunciación.
Los primeros Bomberos Voluntarios

Los nacientes Cuerpos formaron sus filas con los miembros de una aristocracia de comerciantes y mineros, de ideas progresistas y tendencias liberales, que encuentran en el servicio filantrópico un modo de materializar inquietudes éticas y sociales. Ser bombero, en esos tiempos, era sinónimo de pertenecer a la mejor sociedad, y cada uno de ellos estaba dispuesto a hacer generosos donativos para dotar a sus Compañías de cuarteles y equipos, o para financiar el costo de los "auxiliares" que, en la práctica, efectuaban muchas veces el trabajo bomberil propiamente tal.
(En la fotografía, Directores de la 1ª y 2ª Cía. del C. de B. de Valparaíso, uno inglés y el otro alemán, luego de un ejercicio bomberil a principios del siglo pasado.)
Surgieron también durante aquellos años iniciales las llamadas "Compañías de Colonia", integradas por inmigrantes o hijos de inmigrantes. Ellos dotaron a sus comunidades de un servicio que en muchos casos conocían en su país de origen y, por otra parte, lograron una forma de asociación que les facilitó conservar la identidad nacional sin debilitar su proceso de real integración a este Nuevo Mundo. También en este caso, los bomberos "de Colonia" disponían, con relativa facilidad, de los recursos materiales que su tarea requería.
Durante la segunda mitad del siglo XIX, período comprendido entre 1851 y 1899, surgieron sólo 35 Cuerpos de Bomberos. El prestigio y la solvencia financiera de sus miembros, que permitía adquirir modernos equipos, así como la dedicación esforzada y sincera al servicio, les dio gran prestigio. En ese contexto, la historia de Chile consigna interesantes y curiosos hechos protagonizados por esas asociaciones voluntarias durante la Guerra del Pacífico y la Revolución del 91.

Los cambios del siglo XX

Las profundas transformaciones que Chile experimenta en el siglo XX afectan también a su Bomberos, siendo las principales de ellas los procesos de urbanización, mesocratización, el crecimiento de las ciudades y la industrialización.
La urbanización: En los inicios del siglo pasado, la población se concentraba en el campo, mientras que un porcentaje menor habitaba en pequeñas ciudades.
Entre los años 1930 y 1970, numerosos villorrios rurales se convirtieron en agrupaciones urbanas, que como tales requerían de un servicio bomberil.
Así, el número de asociaciones bomberiles se duplica en sólo 30 años (de 1900 a 1929), llegando hacia 1969 a constituir un total de 234 Cuerpos de Bomberos.
Al final del siglo XX sólo un 15% de los chilenos continúa viviendo en el campo.


La composición social: los nuevos Cuerpos de Bomberos ya no cuentan con la rica aristocracia del siglo XIX, sino que empiezan a ser integrados mayoritariamente con hombres que provienen de la naciente clase media (funcionarios públicos, profesores, pequeños empresarios, profesionales). Más tarde surgen los Cuerpos basados esencialmente en trabajadores: campesinos, pescadores, pequeños mineros y artesanos, quienes se hacen bomberos para proteger directamente las vidas y bienes de sus familias. A ellos se suman, en las grandes ciudades, los estudiantes, que aunque provengan de familias acomodadas, carecen de recursos propios.

Personal de la Cía. Alemana del C. de B. de Osorno, a comienzos del siglo XX

En consecuencia, los Cuerpos de Bomberos ya no pueden financiar sus equipos y operación con la contribución de sus propios miembros y comienzan a depender, cada vez más, de los eventuales aportes externos. Por ello y especialmente en el caso de las localidades pequeñas o apartadas, los bomberos tienen una subsistencia cada vez más difícil.

Ejercicio Bomberos de Valparaíso en el siglo XIX 
El tamaño de las ciudades: la urbanización implicó también un rápido crecimiento del tamaño de las ciudades tradicionales. Las nuevas poblaciones instaladas en la periferia, son las que presentan mayores riesgos, tanto por los materiales ligeros que se emplean en su construcción, como por el deficiente abastecimiento de agua para combatir los incendios. En ese escenario, Bomberos debe proteger un territorio cada vez más extenso, lo que hace necesario construir nuevos cuarteles, reubicar compañías o fundar otras nuevas, dotándolas de material adecuado.
La industrialización: el país no sólo aumenta en población. También su economía se modifica, iniciándose un proceso de industrialización y modernización, que en nuestros días adquiere su máxima expresión. Este progreso, sin embargo, implica nuevos riesgos para la población, y una parte significativa de ellos deben ser asumidos por Bomberos.

Siglo XXI: Bomberos de Chile

Hacia fines de la década de 1960, la situación financiera de la mayoría de los Cuerpos surgidos en este siglo, e incluso de algunos de los más grandes y antiguos, era francamente crítica. Esto implicaba carencia de carros y equipos, lo que a su vez hacía perder la motivación y dificultaba la captación de nuevos Voluntarios.
En este marco surgió, por iniciativa de Guillermo Morales Beltramí, a la sazón superintendente del Cuerpo de Bomberos de Santiago, la idea de dar a los Cuerpos de Bomberos de Chile una estructura nacional que coordinara sus esfuerzos. La nueva Institución se denominó inicialmente Junta Coordinadora, adoptando posteriormente el nombre de Junta Nacional de Cuerpos de Bomberos de Chile, para ser llamada en la actualidad Bomberos de Chile.
Su labor ha estado orientada hacia la búsqueda de la unidad bomberil, en un marco de regionalización que evite el centralismo, garantizando la real participación de todos los Cuerpos en un proceso de crecimiento equilibrado y equitativo.
Conozca la acción de Bomberos en la sociedad actual.

Fachada de la actual sede institucional


miércoles, 29 de junio de 2011

A CECCARELLI - C.S.I.- Informa

Conforme solicitação de várias empresas estamos disponibilizando os cursos abaixo, para novas adequações nas empresas, no que se refere ao cumprimento as normas da ABNT, Instruções Técnicas do Corpo de Bombeiros , código de defesa do consumidor, e possíveis ações civís e criminais .
A CECCARELLI - C.S.I.- Informa 
Relação de cursos realizados in company 

Curso de Plano de Abandono de Edificações

Carga horária de 8 horas 
Coordenador do Curso Sergio Tomas Ceccarelli
Instrutor – Consultor da Ceccarelli CSI
Visa instruir a técnicos de segurança do trabalho e bombeiros na tarefa de executar
O abandono de uma edificação em casos de emergência.
Valor para ate  20 participante – Investimento  R$ 4.900,00.


Curso de PECI -Plano de Emergências Contra Incêndios (Nbr 15.219)
Carga horaria de 8 horas
Coordenador do Curso Sergio Tomas Ceccarelli
Instrutor - Consultor da Ceccarelli CSI
Visa dar aos participantes conhecimentos para realização do projeto, realização e manutenção desta norma.
Valor para ate 20 participantes – Investimento - R$ 4.900,00.


 Curso  de Líder de Brigadas de Incêndios  (Nbr 14.276).
Carga horaria de 8 horas
Coordenador do Curso Sergio Tomas Ceccarelli
Instrutor - Consultor  da Ceccarelli CSI
Visa  dar aos participantes ,  uma melhor coordenação das brigadas de incêndio. Com dicas importantes melhores desempenho desta liderança.
Valor para ate 20 participantes  - R$  4.900,00.

Os  cursos também poderão ser realizados em nossa sede 
Agendamento: Com 15 dias de antecedência.
 Realização: Em toda  grande São Paulo.
Para realização fora da grande S.Paulo – Despesas para de hospedagem, passagem e traslado são por conta do contratante.

Informações : Fones (11) 2503-0255  /   (11) 2503-0256 

www.ceccarellicursos.com.br                          contato@ceccarellicursos.com.br
Remover seu email desta lista.