sábado, 27 de junio de 2009

Curso de Extricación Vehicular y Comunicaciones Mención Bomberos.











En el Próximo mes de Julio, se estará dictando un curso en los BOMBEROS de Colon cuya denominación es "Curso de Extricación y Rescate Vehícular y Comunicaciones Mención Bomberos" y cuya fecha sera los días 17, 18 y 19 de este mes con un costo de 50,00 BLs. F. los cuales incluye alojamiento y comida además del certificado.

La información fue dada a conocer por el Sgto. (B) Fermin Florez de los BOMBEROS de Rubio, quien sera uno de los instructores junto al Distinguido (B) Rodriguez de Colon además del Sargento Ayudante (B) Alejandro Alviarez, Jefe de Comunicaciones del Cuerpo de BOMBEROS de San Cristóbal, la Distinguido Durys Cárdenas de BOMBEROS Rubio y el Cabo 1ro José Zambrano y el BOMBERO (V) Miguel Calles de Rubio y funcionario de Protección Civil S/C.

Esta confirmada la asistencia de los BOMBEROS de El Nula,El Piñal, La Grita, Sta. Ana, Rubio, Colon, La Fria, Maracaybo, Sta. Rita, Casigua El Cubo, Villa del Rosario (Zulia) San Antonio, Ureña y San Cristóbal por La Republica Bolivariana de Venezuela.

Por Colombia estarán presentes el Jefe de Defensa Civil Colombia Norte de Santander Cordinación Villa del Rosario, BOMBEROS Cúcuta, Los Patios, Tibu, Dpto. de Santander, Villa del Rosario, Chinacota, y representantes de Defensa Civil y Protección Civil de Colombia y Venezuela.
Así mismo, se aprovechara que vienen los Comandantes de los Cuerpos de BOMBEROS antes mencionados para intercambiar ideas, y Directores de Protección Civil y Defensa Civil que estarán presentes en dicha reunión de trabajo y coordinación de estos entes entre ambos Países.
Para más información, ponerse en contacto con los siguientes BOMBEROS y sus números telefónicos: Comandante de los BOMBEROS Colon, Sargento Primero (B) Arbey 0416- 1323855, BOMBEROS Colon, Distinguido (B) Rodriguez, 0416- 2708962, Sargento Segundo (B) Boada 0424-7229383 y 0416- 6029264

A mis compañeros BOMBEROS se les agradece asistir a estos eventos, y correr la voz sobre estos cursos, que en mi opinión, son de muy bajo costo y es la única manera de mantenernos al día en las nuevas técnicas que se imparten en un esfuerzo que hacen los BOMBEROS Colon y Rubio de traer instructores de BOMBEROS Mérida y otros Cuerpos de BOMBEROS para abaratar los costos de Instrucción.












Curso Rescate en Verticales


Para los días tres, cuatro, y cinco de Julio del 2009, se Estará dictando un Curso de Rescate en Verticales en el Cuerpo de Bomberos de San Antonio del Táchira con un costo de 80.oo BlsF. los cuales incluyen alojamiento, comida y certificado.


La información fue dada a conocer por el Sgto. (B) Fermin Florez de los Bomberos de Rubio y el cual puede ampliar la información por el teléfono 0426-3700544. Asi es que los interesados compañeros BOMBEROS, ponerce en contacto con el Sgto. (B) Florez al teléfono antes mencionado.



martes, 23 de junio de 2009

Trajico desenlace en Barrio Bolivar







Por : Jorge Ramírez
Un lamentable accidente de transito que costo la vida a un motorizado, ex-jugador de Fútbol profecional y trabajador metalúrgico, y el cual tubo como protagonista un Taxi y una Moto, esta ultima conducida por el fallecido y cuyo detalles están siendo investigado por las autoridades de Transito.
Este lamentable hecho, por dos cosas, ocurrió en el Barrio Bolívar. calle El Alto, y digo por dos cosas, una la perdida lamentable de una vida de un ser Humano el cual deja una familia, y la otra parte, La toma de la Justicia por personas desadaptadas y que en un momento de ira, se convierten en delicuentes o agresores con culpa igual al causante del accidente.
Es comprensible el dolor que en esos momentos puedan sentir amigos, conocida y familiares de la víctima, pero esto, en ningún caso, les da la potestad de tomarse la Justicia en sus manos.
El hecho de prender fuego a una propiedad, llamese casa, objeto o carro es un delito el cual es castigado por las leyes.
Esa madrigada fue un carro, Dios quiera que mañana no valla a ser una persona la cual es linchada por gente fuera de si por las causas que sean.
Si las personas van a castigar a alguien con la muerte, porque mato, ¿ cual es la lección que están dando?,¿son acaso menos asesinos que el que mato?
Como diría un amigo mio POR DIOS! Hasta cuando.....

Pagina muy Buena de Instrucción


Amigos que están dedicado a salvar vidas y bienes, la pagina que esta indicada abajo, es de un amigo dedicado, como yo y muchos a reseñar las actividades del Cuerpo de Bomberos de distintos países, y se dedican a distintas cosas, este amigo, se dedico a una especialidad muy interesante, lo cual es la instrucción, una de las maneras de mantenernos VIVOS y lograr mantener vivos a otros es con el aprendizaje y más en esta profesión, donde los errores se pagan con el Hospital o cementerio, para cualquiera de los bandos, rescatista y rescatado...

No puedo más que recomendarla, ya que para publicarla en el Blogspot, me consume demasiado espacio y no se si les interesa se pierde este espacio para otras cosas, no tan inportantes como esta, pero tambien inportantes. En cambio de allí la pueden bajar sin problema alguno y directamente del amigo Alberto Tauber....


Un triunfador, es parte de la solución… un perdedor, es parte del problema



Y UN IGNORANTE ,MÁS....DIGO YO


Y como el mismo dice...EL SABER NO OCUPA LUGAR

albertotauber@tigo.com.py

Alberto Tauber


Alberto Tauber

Curso de Rescate y Medicina Pre- hospitalaria


Se va a llevar a cabo un CONGRESO INTERNACIONAL DE RESCATE Y MEDICINA PRE-HOSPITALARIA EN SAN CRISTÓBAL con un costo de Blsf. para BOMBEROS de 70.00 y deberán ser depositados en la cuenta de Banpro 01610002142302002704, Más información con el Sargento Ayudante Virgilio Hernandez Villamediana en la Alcaldía, el costo para particulares es de 300,oo

Accidente en la Llanada, Tachira













Por: Jorge Remírez
Un accidente de transito se produjo en la carretera que desde Palo Grande lleva hasta Lobatera, cuando un camión, por causas que aun se desconocen y que están siendo investigadas por las autoridades de Transito, Chevrolet color rojo, placas S37ABC y el cual era conducido por el Sr. Hernan Montoya, de 40 años de edad y el cual resulto con fractura de la pierna izquierda quien viajaba con un menor de edad y cuyos datos se omiten por razones de Ley.

El mencionado camión bajo por cerca de 150 metros de profundidad donde los Bomberos de San Cristóbal en la Unidad 23 de Rescate y Unidad 31 al mando del Tte. (B) Elix Mora y el Sgto. 2do (B) Fernando Mora así como Protección Civil de Palmira y una Ambulancia de Cárdenas y la Rescate 4 de San Cristóbal al mando del rescatista Franco Faraco quienes después de arduo esfuerzo lograron rescatar del amasijo de hierros, al Sr. Montoya y trasladarlo, en un Principio al Seguro Social y luego al Hospital Central debido las lesiones sufridas, el menor solo, Gracias a Dios, resulto con lecciones en un brazo y aporreos quien fue el que en un esfuerzo salio a la carretera a solicitar ayuda por largo tiempo pues ningún conductor se paraba a prestar auxilio motivado a la inseguridad, pero por lo menos dieron aviso al171.

Atrilleria del Pensamiento
















Por: Jorge Ramírez










Con motivo de celebrarse el Día del Periodista, La Universidad Bolivariana de Venezuela,UBV, ha comenzado la semana con lo que ha denominado, La Artilleria del Pensamiento, con la creación de Blogs, dedicado a traspasar el cerco mediatico que han inpuesto tanto las televisoras privadas como los Impresos en solo informar lo que ellos consideran que es noticia de acuerdo a sus intereses.

Pues, Los futuros comunicadores sociales que estudian en la UBV, en el Instituto de Comercio Alberto Adriani, (de paso, nos quedamos sin nombre, que tal) en la Aldea que funciona en este Instituto, bajo la supervición de cada no de los Profesores de los distintos tramos y bajo la coordinación de la Lic. Gladis Gianvasica, quien ha estado en todo momento pendiente del buen funcionamiento de la Catedra de Comunicación Social.

He aquí algunas Grafías del primer día de la Semana de La Artilleria del Pensamiento

sábado, 20 de junio de 2009

Capacitación para BOMBEROS, similares y afines....


EVALUACIÓN DEL RIESGO DE INCENDIO.

por:Alberto Tauber (69) <albertotauber@tigo.com.py>

La evaluación de los riesgos de forma objetiva, es uno de los pilares de las técnicas de prevención. El método de evaluación del riesgo de incendio que se presenta es uno de los más utilizados entre los especialistas en el tema para la evaluación de riesgos medianos (no es aplicable a la industria petroquímica).

Introducción
Este método de evaluación fue presentado por el Dr. Gustav Purt en el sexto Seminario Internacional de Detección Automática de incendios del IENT.
Este es un extracto del texto completo referenciado en la bibliografía (1).
Este método puede considerarse una derivación simplificada del método de Max Gretener (2), y para el cálculo de sus coeficientes es recomendable disponer de las tablas del citado método que se encuentran traducidas al castellano en la Ordenanza de Prevención de Incendios del Ayuntamiento de Zaragoza (3); así mismo es recomendable disponer del Catálogo CEA, traducido por Cepreven (4).

Definición y objetivo
Toda medida de protección contra incendio tiene por objeto reducir el peligro de incendio en un objeto determinado. Prescripciones legales de diversa índole, relativas a la construcción y proyecto de edificios, materiales de construcción, instalaciones eléctricas y de calefacción, talleres, etc., tienden a dicho fin. Se trata esencialmente de medidas preventivas que tienen como finalidad los puntos siguientes:
· Primero, conseguir que la probabilidad de que se declare un incendio sea muy pequeña.
· Segundo, en el caso de que el incendio se produzca, el fuego no se debe poder extender rápida y libremente, es decir solamente deberá causar el menor daño posible.
Cuando se origina un incendio, el tiempo necesario para dominarlo eficazmente comprende dos fases:
· El tiempo necesario para descubrir el incendio y transmitir la alarma.
· El tiempo necesario para que entren en acción los medios de extinción.

Estas dos fases, así como la eficacia de los servicios públicos de extinción (efectivos, material, formación) constituyen lo que se llama, tiempo necesario para iniciar la extinción y evidentemente, es necesario tenerlo en cuenta para la evaluación del riesgo.

Se disminuirá cualquier determinado riesgo de incendio, no solamente mejorando las medidas de prevención sino también y muy especialmente, por medidas complementarias tales como la reducción del tiempo necesario para iniciar la extinción. Esta es la finalidad de las instalaciones automáticas de protección contra incendio (instalaciones de detección y de extinción de incendios).

La decisión relativa a las medidas adecuadas de protección contra incendios, es frecuentemente muy difícil de tomar. Por una parte, se trata de determinar si es necesario y económicamente soportable, reducir el riesgo de incendio con medidas que afecten a la construcción o a la explotación (por ejemplo, construcción de muros corta fuego, adopción de determinado sistema de almacenaje). Por otra parte se debe juzgar si es necesario establecer una instalación automática de protección contra incendio (detección-extinción). En determinados casos puede imponerse una mejora de efectivos de intervención (por ejemplo, la organización de un cuerpo de bomberos de empresa).

Evaluación del riesgo de incendio. (69/2)

La finalidad de una evaluación sistemática del riesgo de incendio consiste en obtener magnitudes numéricas que permitan decidir razonablemente, en función de todos estos factores.

Fundamento del cálculo del riesgo de incendio
La acción destructora del fuego se desarrolla en dos ámbitos distintos: Los edificios y su contenido

El riesgo del edificio estriba en la posibilidad de que se produzca un daño importante: la destrucción del inmueble. Depende esencialmente, de la acción opuesta de dos factores:
· La intensidad y duración del incendio.
· La resistencia de la construcción.

El riesgo del contenido está constituido por el daño a las personas y a los bienes materiales que se encuentran en el interior del edificio.

Los dos riesgos, están hasta tal punto, unidos el uno al otro que, por una parte, la destrucción del edificio, lleva consigo también, generalmente, la destrucción de su contenido mientras que, inversamente, la carga térmica liberada por su contenido representa, muy frecuentemente, el principal peligro para el edificio. De todos modos, estos dos riesgos pueden existir también independientemente uno del otro. Así, un gran riesgo para el edificio, puede no representar más que un riesgo insignificante para el contenido, pudiendo ocurrir también que el contenido sufra un perjuicio muy importante antes de que se produzca un daño apreciable en el edificio.

De ello resulta que, el riesgo total, no puede representarse por un sólo valor numérico. Un estudio utilizable prácticamente requiere por lo menos dos sumandos distintos, a saber, la componente del riesgo del edificio y la del riesgo del contenido. El razonamiento siguiente, nos muestra claramente que tal distinción es indispensable: efectivamente, la finalidad del sistema consiste en deducir, de la evaluación del riesgo, las medidas de protección contra incendios, necesarias en cada caso. Si, por ejemplo, el riesgo del edificio predomina, las medidas adecuadas, son diferentes de las que hay que tomar cuando el riesgo del contenido es mayor.

En el primer caso, se puede tolerar cierto margen al incendio; pues lo importante, sobre todo, es que no se supere un límite determinado. Si la posibilidad de intervención humana no está en condiciones de garantizarlo, el inmueble está en peligro por lo que se impone la adopción de una instalación de "sprinklers". Si se trata por el contrario, de conseguir la evacuación de las personas en un tiempo determinado, o de la conservación de instalaciones de valor muy elevado, de bienes preciosos o irreemplazables, el objetivo no puede ser alcanzado, por regla general, más que con una instalación de pre-detección. Pero, semejante diferenciación, solamente es posible, si representamos el riesgo total, por la suma de dos componentes. Esto se obtiene de una manera práctica, con la ayuda de un gráfico sobre el cual se llevan los dos valores, como abcisas y ordenadas, respectivamente. A cada combinación de riesgo para el edificio, GR y para el contenido IR, corresponde así un punto preciso en el gráfico. Este diagrama comprende zonas correspondientes a las diferentes medidas de protección. Estas zonas, determinan si el riesgo es tolerable, o si son necesarias instalaciones automáticas de extinción o de pre-detección, o incluso las dos conjuntamente.
Evaluación del riesgo de incendio. (69/3)

Si el edificio comprende varias zonas o sectores corta fuegos que se diferencian claramente unos de otros, es necesario que el cálculo de GR y de IR se realice separadamente para cada zona. Se puede llegar así a medidas de protección diferentes para cada una de las zonas corta fuegos. Si no es posible llegar a una normalización, por ejemplo a consecuencia de un cambio en la concepción, se deberá considerar la combinación de varios tipos de instalaciones de protección contra incendio para un mismo edificio. Este será muy frecuentemente el caso para edificios de grandes dimensiones.

Cálculo del riesgo del edificio GR
Aumentan el peligro en relación con el riesgo del edificio, los siguientes factores principales:
La carga térmica (Q) y la combustibilidad (C). La carga térmica se compone de la carga térmica del contenido (Qm) y la carga calorífica del inmueble (Qi).
La situación desfavorable y gran extensión del sector corta fuegos (B) considerado.
Largo período de tiempo para iniciar la actuación de los bomberos y eficacia de intervención insuficiente comprendidos en el coeficiente de tiempo necesario para iniciar la extinción (L).
Por el contrario favorecen la disminución del riesgo:
Una gran resistencia al fuego de la estructura portante de la construcción (W).
Numerosos factores de influencia secundaria (por ejemplo, focos de ignición, almacenaje favorable que hay que tener en cuenta como factores de reducción del riesgo (Ri).
De acuerdo con los factores mencionados anteriormente, se puede calcular el riesgo del edificio de la manera siguiente:
Qm = Coeficiente de carga calorífica.
C = Coeficiente de combustibilidad.
Q¡ = Valor adicional correspondiente a la carga calorífica del inmueble.
B = Coeficiente correspondiente a la situación e importancia del sector corta fuegos.
L = Coeficiente correspondiente al tiempo necesario para iniciar la extinción.
W = Factor correspondiente a la resistencia al fuego de la estructura portante de la construcción.
Ri = Coeficiente de reducción del riesgo.

Explicación y apreciación de los diferentes coeficientes
Qm = Coeficiente de carga calorífica del contenido. La carga calorífica o carga térmica se mide en Mcal/m2.
Valor numérico del coeficiente Qm de la carga calorífica del contenido
C = Coeficiente de combustibilidad. Desde el punto de vista técnico de la protección contra incendio, se toma como base, para la determinación del coeficiente de combustibilidad, la clasificación de materiales y mercancías, establecida de acuerdo con la lista publicada por el Servicio de Prevención de Incendio (SPI) y el CEA (4).
Valores establecidos para el coeficiente de combustibilidad C
Q¡ = Valor suplementario para la carga calorífica del inmueble. No se tendrán en cuenta los revestimientos interiores. Su valor puede obtenerse en la práctica de las tablas de M. Gretener (2).

Evaluación del riesgo de incendio. (69/4)

Valores del coeficiente Qi para la carga calorífica del inmueble
B = Coeficiente correspondiente a la situación y superficie del sector corta fuego. Tiene en cuenta el incremento del riesgo resultante, por una parte, de la dificultad de acceso del equipo de intervención (sótano, planta superior) y por otra la posibilidad de propagación del incendio a todo el sector.
Valores del coeficiente B correspondiente a la influencia del sector corta fuego
L = Coeficiente correspondiente al tiempo necesario para iniciar la extinción. Comprende el tiempo necesario para la entrada en acción de los bomberos y la medida en que su intervención será más o menos eficaz.
Valores del coeficiente L correspondiente al tiempo necesario para iniciar la extinción
W = Coeficiente de resistencia al fuego de la construcción. Tiene en cuenta la disminución del riesgo del edificio, cuando éste presenta una estabilidad adecuada en caso de incendio.
Valores de W correspondientes al grado de resistencia al fuego
Ri = Coeficiente de reducción del riesgo. Coincide conceptualmente con el riesgo de activación incluido en el método del riesgo intrínseco (Ver NTP 36 y NTP 37).
Valores del coeficiente de reducción Ri
Cálculo del riesgo del contenido IR
Como hemos indicado, el riesgo del contenido puede considerarse como una cuestión prácticamente independiente del riesgo del edificio, en cuanto a la elección de medidas de protección complementarias. Su cálculo es mucho más sencillo que el del riesgo del edificio y está condicionado esencialmente por las consideraciones siguientes:
En caso de incendio, ¿hasta qué punto existe un peligro inmediato para las personas que se encuentran eventualmente en el edificio? O en el mismo caso, ¿hasta que punto existe un peligro inmediato para los bienes, bien porque presenten un gran valor, o porque sean irreemplazables o particularmente sensibles a los productos de extinción?
Y también, ¿en qué medida el humo incrementa, todavía más, el peligro para las personas y los bienes?

El estudio de estos tres factores de influencia nos da la siguiente fórmula:
I R = H. D. F. (fórmula 2)
H = Coeficiente de daño a las personas.
D = Coeficiente de peligro para los bienes.
F = Coeficiente de influencia del humo.

Cálculo de los diferentes factores
Teniendo en cuenta que no hemos establecido ninguna relación directa con el riesgo del edificio, no es necesario establecer una relación directa entre los factores precitados y GR. Por el contrario, los tres valores H, D, F, deben presentar entre ellos una relación lógica. Para el peligro para las personas se ha escogido un margen comprendido entre 1 y 3 y para el humo entre 1 y 2.
H = Coeficiente de peligro para las personas. Para determinación son importantes los siguientes puntos:
¿Hay normalmente personas en el edificio?
¿Cuántas y por cuánto tiempo?
¿Están familiarizadas con las salidas de socorro?
Evaluación del riesgo de incendio. (69/5)

¿Pueden salvarse, por sí solas, en caso de incendio?
¿Cómo son las salidas de socorro?

Es evidente que los hospitales, las residencias de ancianos y las casas de maternidad, representan un peligro particularmente elevado para las personas. También los hoteles, especialmente los de construcción muy antigua, pueden presentar un peligro acrecentado. Este peligro es frecuentemente, todavía mayor debido a que la señalización es insuficiente.
Valores del coeficiente H del peligro para las personas
D = Factor de peligro para los bienes. Hay que tener en cuenta; por una parte, la concentración de bienes y la posibilidad de reemplazarlos (bienes culturales, pérdidas que constituyen una amenaza para la existencia de la empresa, etc.) y por otra, su destructibilidad.
Valores del coeficiente D correspondiente a la destructibilidad
F = Factor correspondiente a la acción del humo. Comprende el efecto agravante del humo para las personas y los bienes. Por una parte el humo es tóxico y por consiguiente, directamente nocivo para las personas. Por otra parte los bienes pueden resultar inutilizados sin estar en contacto con el fuego, sino simplemente por efecto del humo o de los productos corrosivos resultantes de la combustión. El humo puede también provocar el pánico y por consiguiente, un peligro indirecto para las personas. Además dificulta el trabajo de las fuerzas de extinción, lo que en principio acrecienta también el peligro para el edificio. Pero es incuestionable que el peligro directo a las personas y a los bienes es el más importante. La evaluación de la posibilidad de que los diferentes materiales puedan producir humo (fu), productos tóxicos (Tx) o fuerte corrosión (Co) durante su combustión puede obtenerse del SPI (CEA) (Ver bibliografía) desde el punto de vista de la protección contra incendio.
Valores numéricos del factor F para el humo
Diagrama de medidas
Después de haber calculado los valores de GR y de IR, se llevan como ordenadas y abcisas, respectivamente, al diagrama de medidas. A cada combinación de GR y IR corresponde un punto en una zona determinada del diagrama de medidas que reproducimos.

La orientación suministrada por el diagrama de medidas, no es más que una primera etapa. Será necesario examinar después, si los datos prácticos obtenidos permiten considerar de manera válida la instalación de un sistema de protección contra incendio o si por el contrario, se impone una mejora de las medidas de prevención. Además el diagrama de medidas indica simplemente, por ejemplo: "instalación automática de extinción" o "Pre-detección". Pero sin precisar el sistema más adecuado en cada caso.

Si se trata de un sistema automático de extinción hay que determinar cuál es el que debe emplearse: Instalación de "sprinklers" (húmeda o seca), instalación de inundación total o bien instalación de extinción por CO2. En determinados casos será necesario considerar también los más recientes procedimientos de extinción tales como espuma, polvo seco o compuestos halogenados.

En cuanto a las instalaciones de pre-detección la elección del sistema es también muy importante. Existe en efecto una gran variedad de detectores, entre otros por ejemplo,
Evaluación del riesgo de incendio. (69/6)

los de ionización, los de llama, detectores ópticos de humos (absorción y luz difusa). Junto a su comportamiento ante los fenómenos que acompañan al fuego, es necesario examinar las posibilidades eventuales de falsas alarmas
1) Una instalación automática de protección contra incendio no es estrictamente necesaria, pero si recomendable. En el sector 1a, el riesgo es todavía menor, en general, son superfluas las medidas especiales. 2) Instalación automática de extinción necesaria; instalación de pre-detección no apropiada al riesgo. 3) Instalación de pre-detección necesaria; instalación automática de extinción ("sprinklers") no apropiada al riesgo. 4) Doble protección (por instalación de pre-detección y extinción automática) recomendable si, se renuncia a la doble protección, tener en cuenta la posición límite: 4a) Instalación de extinción.4b) Instalación de pre-detección. 5) Doble protección por instalaciones de pre-detección y de extinción automática necesarias.

miércoles, 17 de junio de 2009

Dia mundial del Volks Wagen




El Próximo Lunes a las siete de la noche, en las inmediaciones de la entrada a Loma de Pió, partirá una carabana que recorrerá los distintos sitios de la Ciudad de San Cristóbal para conmemorar la aparición del Volkswagen, ese carrito tipo "escarabajo el cual es enfriado por aire y que tiene mucho tiempo recorriendo las calles de Venezuela.
Es la Cuarta Carabana "Día Mundial del Volkswagen" que esta organizando el Club Volkswagen del Tachira y que sera,el 22 a las 7 de la noche en La Avenida Rotaría, entrada a Loma de Pio.

Para más información, estas personas, amantes de los carritos, como yo, se reunen en el estacionamiento del Centro Comercias que esta en la Entrada para Pirineos por la Parte del Ancianato Padre Lizardo, a las siete de la Noche.

Diputada Lic. Ligia Montoya




La Universidad Bolivariana de Venezuela, presente



Muestras de sentido pesar y dolor se vivieron en La Funeraria, Consejo Legislativo y Cementerio a donde fue llevada la Diputada Lic. Ligia Montoya, por una cantidad inmensa de publico que quería despedirse de una persona que ayudo a todo aquel que pudo.

Jorge Ramón Ramírez..

Creo que a todos los Tachirenses les cayó como un balde de agua fría,la lamentable desaparición física de la Diputada Ligia Montoya. Ocurrió en uno de esos batallares que tiene la política, que llama a estar siempre activo en el cumplimiento de las funciones que les fueron asignadas como Presidenta de la Comision de Ambiente para hablar con el Ministro Elias Jagua.

Un absurdo accidente de transito, acabo con la vida de quien en su carrera política, ayudo a todo aquel que pudo, y muestra de esto es la gran cantidad de personas, que quisieron darle una despedida antes de recibir cristiana sepultura como en la funeraria y en el Consejo Legislativo.

Tuve el honor de trabajar con la Diputado, en la Campaña del revocatorio al Presidente Chávez por la zona sur del Estado, Piñal, Sta. Ana, Naranjales y demás de esa zona.

Hago llegar hasta sus hijos y compañero de vida,así como familiares y a todas las personas que de una manera u otra la extrañaremos, mi más sentida palabra de pesar por la lamentable desaparición física. Paz a sus Restos

domingo, 14 de junio de 2009

Se quemo el Kiosco de Chela

t Por : Jorge Ramón Ramírez
Y las fotos También




Es un peligro, dentro de una casa colocar Velas a los Santos, es mejor rezarles una oración con sus respectivos deseos y sale más barato que apagar un Incendio 0276-3534344, es el Numero de los Bomberos




El Teniente Gilberto Sanchez, observa los posibles focos que aun podrian estar prendidos.


El Kiosco de Chela,cuando aun estaba prendido.




Ya, en horas de la mañana, se podía observar los daños causados por las llamas.



Se combatió por espacio de unos 30 minutos en la extinción de las llamas que amenazaban con quemar el Taller de metalúrgica y el deposito de bombonas de Gas de 5 Klgs.

En un Incendio que se desato en horas de la madrugada del pasado Domingo 7 de Junio en el Barrio Sta. Cecilia, y donde, en un primer momento actuó la Estación tres de Paramillo, al mando del Sub-teniente, en la unidad Nº 7 según aviso recibido del control 171, y donde se logro contener el avance de las llamas que ya habían destruido el local que sirve de venta de viberes denominado "El Tarantin de Chela" y amenazaba con extenderce al interior donde funciona una metalúrgica y un deposito de Gas domestico con bombonas de 5 Klgs. del denominado "autogas".

Acudieron al sitio también la Unidad de Rescate Nº 23 al Mando del Sgto. 2do Gregori Vargas y la unidad 28 al mando del Cabo 1ro Jesus Casanova y 29 al amndo del Bbro. Wilmer Osorio.

Las causas del Incendio estan siendo Investigadas por el Departamento de Investigaciones por el Sgto 2do Yoengri Martinez.....Fotos Cabo 1ro (B) Jorge Ramón Raírez. Reportero Gráfico CRG de V. 375, IOFP

Las Graficas del CNP (algunas)





















En la primera foto, no se que le he hecho yo al capitan del CNP, que me tiro a sacar, seria porque le anule una redonda sin culpa,,,????

En la segunda, el equipo del CNP, despues de ganar, pero se metio un pariente de Fujimori.....!!!!

En plena celebración a las dos y dele, y que planificando estratejias.
La peligrosa barra de las mises del CNP, que son más peligrosas que jugando, sino preguntenle a los de la 21 Brigada.....
Despues del triunfo, las del triunfo, hasta las dos.


en la del lado, la barra, que es más peligrosa que cuando juegan, si no preguntele a los de la 21 Brigada de Infanteria....


Y alli estan las candidatas, perdon, las jugadoras del CNP que a esta fecha llevan de dos, dos...........



lasfotos del CNP en bolas criollas, Y que se preparen contra el CRG de V. que ya ganamos el primero....

Que bolas las del Colegio Nacional de Periodistas

Con motivo de celebrarse el dia del Periodista el proximo 27 de Junio, el Colegio Nacional de Periodistas, CNP, organizo unos juegos de Bolas Criollas y Domino que se estan efectuando en la Cede de la Concordia en la casa del Periodista "Pedro J. Borgues Zurita" y donde participan CNP en masculino y femenino, 21 Brigada de Infanteria, IAMDERE, Alcaldia de San Cristobal, Consejo Legislativo, Quiero pararme aqui, para expresar, Mi más Sentida Palabra de Condolencia a ese Cuerpo Legislativo, por un absurdo maccidente de Transito, donde perdio la vida La Diputado, Ligia Montoya, de quien fui su fotógrafo en la pasada campaña por la enmienda constitucional en favor del SI . Y el Circulo de Reporteros Graficos de Venezuela,CRG DE V. quienes seran los campeones.

Hasta ahora, los que han ganado hasta ahora son CNP en femenino y Masculino a 21 Brigada y IAMDERE y Consejo Legislativo y 21 Brigada en Femenino y el CRG de V. al Consejo Legislativo, en un apretado partido donde ganaron por Jorge, digo, por forfei.

Pero mejor son las fotos y lo que pasa detras de la escena, de los juegos.

jueves, 11 de junio de 2009

El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización.

EVALUACIÓN DEL RIESGO DE INCENDIO. (66)

La evaluación de los riesgos de forma objetiva, es uno de los pilares de las técnicas de prevención. El método de evaluación del riesgo de incendio que se presenta es uno de los más utilizados entre los especialistas en el tema para la evaluación de riesgos medianos (no es aplicable a la industria petroquímica).

Introducción
Este método de evaluación fue presentado por el Dr. Gustav Purt en el sexto Seminario Internacional de Detección Automática de incendios del IENT.
Este es un extracto del texto completo referenciado en la bibliografía (1).
Este método puede considerarse una derivación simplificada del método de Max Gretener (2), y para el cálculo de sus coeficientes es recomendable disponer de las tablas del citado método que se encuentran traducidas al castellano en la Ordenanza de Prevención de Incendios del Ayuntamiento de Zaragoza (3); así mismo es recomendable disponer del Catálogo CEA, traducido por Cepreven (4).

Definición y objetivo
Toda medida de protección contra incendio tiene por objeto reducir el peligro de incendio en un objeto determinado. Prescripciones legales de diversa índole, relativas a la construcción y proyecto de edificios, materiales de construcción, instalaciones eléctricas y de calefacción, talleres, etc., tienden a dicho fin. Se trata esencialmente de medidas preventivas que tienen como finalidad los puntos siguientes:
· Primero, conseguir que la probabilidad de que se declare un incendio sea muy pequeña.
· Segundo, en el caso de que el incendio se produzca, el fuego no se debe poder extender rápida y libremente, es decir solamente deberá causar el menor daño posible.
Cuando se origina un incendio, el tiempo necesario para dominarlo eficazmente comprende dos fases:
· El tiempo necesario para descubrir el incendio y transmitir la alarma.
· El tiempo necesario para que entren en acción los medios de extinción.

Estas dos fases, así como la eficacia de los servicios públicos de extinción (efectivos, material, formación) constituyen lo que se llama, tiempo necesario para iniciar la extinción y evidentemente, es necesario tenerlo en cuenta para la evaluación del riesgo.

Se disminuirá cualquier determinado riesgo de incendio, no solamente mejorando las medidas de prevención sino también y muy especialmente, por medidas complementarias tales como la reducción del tiempo necesario para iniciar la extinción. Esta es la finalidad de las instalaciones automáticas de protección contra incendio (instalaciones de detección y de extinción de incendios).

La decisión relativa a las medidas adecuadas de protección contra incendios, es frecuentemente muy difícil de tomar. Por una parte, se trata de determinar si es necesario y económicamente soportable, reducir el riesgo de incendio con medidas que afecten a la construcción o a la explotación (por ejemplo, construcción de muros corta fuego, adopción de determinado sistema de almacenaje). Por otra parte se debe juzgar si es necesario establecer una instalación automática de protección contra incendio (detección-extinción). En determinados casos puede imponerse una mejora de efectivos de intervención (por ejemplo, la organización de un cuerpo de bomberos de empresa).

La finalidad de una evaluación sistemática del riesgo de incendio consiste en obtener magnitudes numéricas que permitan decidir razonablemente, en función de todos estos factores.

Fundamento del cálculo del riesgo de incendio
La acción destructora del fuego se desarrolla en dos ámbitos distintos: Los edificios y su contenido

El riesgo del edificio estriba en la posibilidad de que se produzca un daño importante: la destrucción del inmueble. Depende esencialmente, de la acción opuesta de dos factores:
· La intensidad y duración del incendio.
· La resistencia de la construcción.

El riesgo del contenido está constituido por el daño a las personas y a los bienes materiales que se encuentran en el interior del edificio.

Los dos riesgos, están hasta tal punto, unidos el uno al otro que, por una parte, la destrucción del edificio, lleva consigo también, generalmente, la destrucción de su contenido mientras que, inversamente, la carga térmica liberada por su contenido representa, muy frecuentemente, el principal peligro para el edificio. De todos modos, estos dos riesgos pueden existir también independientemente uno del otro.
Evaluación del riesgo de incendio. (66/2)

Así, un gran riesgo para el edificio, puede no representar más que un riesgo insignificante para el contenido, pudiendo ocurrir también que el contenido sufra un perjuicio muy importante antes de que se produzca un daño apreciable en el edificio.

De ello resulta que, el riesgo total, no puede representarse por un sólo valor numérico. Un estudio utilizable prácticamente requiere por lo menos dos sumandos distintos, a saber, la componente del riesgo del edificio y la del riesgo del contenido. El razonamiento siguiente, nos muestra claramente que tal distinción es indispensable: efectivamente, la finalidad del sistema consiste en deducir, de la evaluación del riesgo, las medidas de protección contra incendios, necesarias en cada caso. Si, por ejemplo, el riesgo del edificio predomina, las medidas adecuadas, son diferentes de las que hay que tomar cuando el riesgo del contenido es mayor.

En el primer caso, se puede tolerar cierto margen al incendio; pues lo importante, sobre todo, es que no se supere un límite determinado. Si la posibilidad de intervención humana no está en condiciones de garantizarlo, el inmueble está en peligro por lo que se impone la adopción de una instalación de "sprinklers". Si se trata por el contrario, de conseguir la evacuación de las personas en un tiempo determinado, o de la conservación de instalaciones de valor muy elevado, de bienes preciosos o irreemplazables, el objetivo no puede ser alcanzado, por regla general, más que con una instalación de pre-detección. Pero, semejante diferenciación, solamente es posible, si representamos el riesgo total, por la suma de dos componentes. Esto se obtiene de una manera práctica, con la ayuda de un gráfico sobre el cual se llevan los dos valores, como abcisas y ordenadas, respectivamente. A cada combinación de riesgo para el edificio, GR y para el contenido IR, corresponde así un punto preciso en el gráfico. Este diagrama comprende zonas correspondientes a las diferentes medidas de protección. Estas zonas, determinan si el riesgo es tolerable, o si son necesarias instalaciones automáticas de extinción o de pre-detección, o incluso las dos conjuntamente.

Si el edificio comprende varias zonas o sectores corta fuegos que se diferencian claramente unos de otros, es necesario que el cálculo de GR y de IR se realice separadamente para cada zona. Se puede llegar así a medidas de protección diferentes para cada una de las zonas corta fuegos. Si no es posible llegar a una normalización, por ejemplo a consecuencia de un cambio en la concepción, se deberá considerar la combinación de varios tipos de instalaciones de protección contra incendio para un mismo edificio. Este será muy frecuentemente el caso para edificios de grandes dimensiones.

Cálculo del riesgo del edificio GR
Aumentan el peligro en relación con el riesgo del edificio, los siguientes factores principales:
La carga térmica (Q) y la combustibilidad (C). La carga térmica se compone de la carga térmica del contenido (Qm) y la carga calorífica del inmueble (Qi).
La situación desfavorable y gran extensión del sector corta fuegos (B) considerado.
Largo período de tiempo para iniciar la actuación de los bomberos y eficacia de intervención insuficiente comprendidos en el coeficiente de tiempo necesario para iniciar la extinción (L).
Por el contrario favorecen la disminución del riesgo:
Una gran resistencia al fuego de la estructura portante de la construcción (W).
Numerosos factores de influencia secundaria (por ejemplo, focos de ignición, almacenaje favorable que hay que tener en cuenta como factores de reducción del riesgo (Ri).
De acuerdo con los factores mencionados anteriormente, se puede calcular el riesgo del edificio de la manera siguiente:
Qm = Coeficiente de carga calorífica.
C = Coeficiente de combustibilidad.
Q¡ = Valor adicional correspondiente a la carga calorífica del inmueble.
B = Coeficiente correspondiente a la situación e importancia del sector corta fuegos.
L = Coeficiente correspondiente al tiempo necesario para iniciar la extinción.
W = Factor correspondiente a la resistencia al fuego de la estructura portante de la construcción.
Ri = Coeficiente de reducción del riesgo.

Evaluación del riesgo de incendio. (66/3)

Explicación y apreciación de los diferentes coeficientes
Qm = Coeficiente de carga calorífica del contenido. La carga calorífica o carga térmica se mide en Mcal/m2.
Valor numérico del coeficiente Qm de la carga calorífica del contenido
C = Coeficiente de combustibilidad. Desde el punto de vista técnico de la protección contra incendio, se toma como base, para la determinación del coeficiente de combustibilidad, la clasificación de materiales y mercancías, establecida de acuerdo con la lista publicada por el Servicio de Prevención de Incendio (SPI) y el CEA (4).
Valores establecidos para el coeficiente de combustibilidad C
Q¡ = Valor suplementario para la carga calorífica del inmueble. No se tendrán en cuenta los revestimientos interiores. Su valor puede obtenerse en la práctica de las tablas de M. Gretener (2).
Valores del coeficiente Qi para la carga calorífica del inmueble
B = Coeficiente correspondiente a la situación y superficie del sector corta fuego. Tiene en cuenta el incremento del riesgo resultante, por una parte, de la dificultad de acceso del equipo de intervención (sótano, planta superior) y por otra la posibilidad de propagación del incendio a todo el sector.
Valores del coeficiente B correspondiente a la influencia del sector corta fuego
L = Coeficiente correspondiente al tiempo necesario para iniciar la extinción. Comprende el tiempo necesario para la entrada en acción de los bomberos y la medida en que su intervención será más o menos eficaz.
Valores del coeficiente L correspondiente al tiempo necesario para iniciar la extinción
W = Coeficiente de resistencia al fuego de la construcción. Tiene en cuenta la disminución del riesgo del edificio, cuando éste presenta una estabilidad adecuada en caso de incendio.
Valores de W correspondientes al grado de resistencia al fuego
Ri = Coeficiente de reducción del riesgo. Coincide conceptualmente con el riesgo de activación incluido en el método del riesgo intrínseco (Ver NTP 36 y NTP 37).
Valores del coeficiente de reducción Ri
Cálculo del riesgo del contenido IR
Como hemos indicado, el riesgo del contenido puede considerarse como una cuestión prácticamente independiente del riesgo del edificio, en cuanto a la elección de medidas de protección complementarias. Su cálculo es mucho más sencillo que el del riesgo del edificio y está condicionado esencialmente por las consideraciones siguientes:
En caso de incendio, ¿hasta qué punto existe un peligro inmediato para las personas que se encuentran eventualmente en el edificio? O en el mismo caso, ¿hasta que punto existe un peligro inmediato para los bienes, bien porque presenten un gran valor, o porque sean irreemplazables o particularmente sensibles a los productos de extinción?
Y también, ¿en qué medida el humo incrementa, todavía más, el peligro para las personas y los bienes?

El estudio de estos tres factores de influencia nos da la siguiente fórmula:
I R = H. D. F. (fórmula 2)
H = Coeficiente de daño a las personas.
D = Coeficiente de peligro para los bienes.
F = Coeficiente de influencia del humo.

Cálculo de los diferentes factores
Teniendo en cuenta que no hemos establecido ninguna relación directa con el riesgo del edificio, no es necesario establecer una relación directa entre los factores precitados y GR. Por el contrario, los tres valores H, D, F, deben presentar entre ellos una relación lógica. Para el peligro para las personas se ha escogido un margen comprendido entre 1 y 3 y para el humo entre 1 y 2.
H = Coeficiente de peligro para las personas. Para determinación son importantes los siguientes puntos:
¿Hay normalmente personas en el edificio?
¿Cuántas y por cuánto tiempo?
¿Están familiarizadas con las salidas de socorro?
¿Pueden salvarse, por sí solas, en caso de incendio?
¿Cómo son las salidas de socorro?

Evaluación del riesgo de incendio. (66/4)

Es evidente que los hospitales, las residencias de ancianos y las casas de maternidad, representan un peligro particularmente elevado para las personas. También los hoteles, especialmente los de construcción muy antigua, pueden presentar un peligro acrecentado. Este peligro es frecuentemente, todavía mayor debido a que la señalización es insuficiente.
Valores del coeficiente H del peligro para las personas
D = Factor de peligro para los bienes. Hay que tener en cuenta; por una parte, la concentración de bienes y la posibilidad de reemplazarlos (bienes culturales, pérdidas que constituyen una amenaza para la existencia de la empresa, etc.) y por otra, su destructibilidad.
Valores del coeficiente D correspondiente a la destructibilidad
F = Factor correspondiente a la acción del humo. Comprende el efecto agravante del humo para las personas y los bienes. Por una parte el humo es tóxico y por consiguiente, directamente nocivo para las personas. Por otra parte los bienes pueden resultar inutilizados sin estar en contacto con el fuego, sino simplemente por efecto del humo o de los productos corrosivos resultantes de la combustión. El humo puede también provocar el pánico y por consiguiente, un peligro indirecto para las personas. Además dificulta el trabajo de las fuerzas de extinción, lo que en principio acrecienta también el peligro para el edificio. Pero es incuestionable que el peligro directo a las personas y a los bienes es el más importante. La evaluación de la posibilidad de que los diferentes materiales puedan producir humo (fu), productos tóxicos (Tx) o fuerte corrosión (Co) durante su combustión puede obtenerse del SPI (CEA) (Ver bibliografía) desde el punto de vista de la protección contra incendio.
Valores numéricos del factor F para el humo
Diagrama de medidas
Después de haber calculado los valores de GR y de IR, se llevan como ordenadas y abcisas, respectivamente, al diagrama de medidas. A cada combinación de GR y IR corresponde un punto en una zona determinada del diagrama de medidas que reproducimos.

La orientación suministrada por el diagrama de medidas, no es más que una primera etapa. Será necesario examinar después, si los datos prácticos obtenidos permiten considerar de manera válida la instalación de un sistema de protección contra incendio o si por el contrario, se impone una mejora de las medidas de prevención. Además el diagrama de medidas indica simplemente, por ejemplo: "instalación automática de extinción" o "Pre-detección". Pero sin precisar el sistema más adecuado en cada caso.

Si se trata de un sistema automático de extinción hay que determinar cuál es el que debe emplearse: Instalación de "sprinklers" (húmeda o seca), instalación de inundación total o bien instalación de extinción por CO2. En determinados casos será necesario considerar también los más recientes procedimientos de extinción tales como espuma, polvo seco o compuestos halogenados.

En cuanto a las instalaciones de pre-detección la elección del sistema es también muy importante. Existe en efecto una gran variedad de detectores, entre otros por ejemplo, los de ionización, los de llama, detectores ópticos de humos (absorción y luz difusa). Junto a su comportamiento ante los fenómenos que acompañan al fuego, es necesario examinar las posibilidades eventuales de falsas alarmas
1) Una instalación automática de protección contra incendio no es estrictamente necesaria, pero si recomendable. En el sector 1a, el riesgo es todavía menor, en general, son superfluas las medidas especiales. 2) Instalación automática de extinción necesaria; instalación de pre-detección no apropiada al riesgo. 3) Instalación de pre-detección necesaria; instalación automática de extinción ("sprinklers") no apropiada al riesgo. 4) Doble protección (por instalación de pre-detección y extinción automática) recomendable si, se renuncia a la doble protección, tener en cuenta la posición límite: 4a) Instalación de extinción.4b) Instalación de pre-detección. 5) Doble protección por instalaciones de pre-detección y de extinción automática necesarias.

EL MEJOR AMIGO DE LOS BOMBEROS


HA MUERTO “PONGO”, UN SERVIDOR PÚBLICO
Por: Jorge Ramírez
Ha muerto un servidor público, un amigo fiel y entrañable como pocos, estamos de luto en los BOMBEROS, ha muerto la mascota que tantas veces nos acompaño en tantas misiones de salvar vidas y bienes, que es la labor de los BOMBEROS. Como hace uno para hablar bien de un perro? Pero este, no era cualquier perro.
En la mañana de ayer se le brindo un homenaje póstumo a quien en vida fuera un servidor público, el perro de los BOMBEROS, aquel a quien los transeúntes del Táchira vieron más de una vez montado en la querida unidad 23 de Rescate o en los camiones de combate.
Seguramente que por este deceso, no recibiremos ni notas de condolencia, ni lagrimas en los medios de comunicación, ni flores y mucho menos la presencia de las autoridades o un decreto de la Cámara Municipal o de la Alcaldesa y menos del Gobernador y más allá.
Quienes a de verdad nos duele esta muerte es a los BOMBEROS que día a día convivíamos con el, los que los sacaban del comedor, del dormitorio, de receptoria. Pero también quienes lo bañaban, lo llevaban al Dr., los que le dábamos huesos debajo de la mesa y en fin, hasta aquellos que alguna vez tuvieron un mal entendido con el can.
Hay quienes lo extrañaremos mucho más que otros como Yerson, Miguel, Ríos, y en fin quienes de verdad lo consideramos nuestro compañero de trabajo en las buenas y en las malas, como será que hasta lo extrañara el Tte. Escalante.
Hacer una nota de estas, de muerte, sobre un amigo, de verdad que es lamentable y duele cuando uno sintió algo por ese amigo, necesariamente no tiene que ser un ser humano, simplemente tiene que ser un amigo, el más amigo de los hombres, y si era un BOMBERO, el cual arriesgaba su vida por los demás, mucho más.
Este día será recordado como unos de los grises de las páginas de la historia Bomberil, pues deje de estar con nosotros el perro que los niños en su visita al cuartel acariciaban, pero que para los integrantes de esta institución, era un Bombero más, que descanses en paz “PONGO”

ESTA ES MI HOJA DE VIDA, PORSIA


CURRICULUM VITAE

DATOS PERSONALES:

Nombre: Jorge Ramón Ramírez
Cédula de Identidad: V- 3.618.373
Grupo Sanguíneo: BRH+
Fecha de Nacimiento: 14-10-1948
Estado Civil: Casado
Profesión: Bombero Profesional, Periodista Gráfico
Lugar de Nacimiento: San Cristóbal. Estado Táchira.
Dirección de Habitación: Barrio Obrero, Carrera 17 Nº 8-50
San Cristóbal.
Teléfono: 0414-7205510--- 0416-0715318
Idiomas: Español — Inglés (Cuatro años en el Canadá)
E-Mail: Fireman4792000 @gmail.com

ESTUDIOS REALIZADOS

PRIMARIA:
Ministerio De Educación Libre Escolaridad
SECUNDARIA:
7mo a 9° Ciclo Combinado Nocturno
“Simón Bolívar” San Cristóbal
Diversificado: Liceo “Samuel Darío Maldonado” San Cristóbal
Bachiller Humanidades 2/ 1986.
UNIVERSITARIA:

- 3er Semestre Periodismo, Proyecto
EUS- Comunicación Social, Colegio Nacional de Periodistas --- Táchira. Universidad Central de Venezuela.
Actualmente en la UNET “Carreras Técnicas” “Manejo y control De emergencias” 2008
Universidad Bolivariana de Venezuela, Primer Lapso, Comunicación Social, Instituto de Comercio Alberto Adriani, San Cristóbal

CURSOS Y TALLERES

-Bombero Profesional, Cuerpo de Bomberos San Cristóbal (1970).
-Prevención y Extinción de Incendios. INCE. (1973).
- Aritmética Aplicada 1. INCE. (1974).
- Ética al Periodismo. Universidad Del Táchira (1977). UNET.
- Curso de Operaciones Contra Incendios. The Texas A&M
University System- Texas Fireman Training School (Texas
U.S.A. 1978).
- Básico Defensa Civil. UNET. Fundasocial (1978).
- Helitáctica Aplicada al control de Incendios. M.A.R.N.R. (1979).

- V Seminario Petrolero para Periodistas. P.D.V.S.A. (1980).
- Curso Helitactico Avanzado de Rescate y Salvamento, Campamento Siberia “Come Candela”
- Manejo Defensivo ICA. CADAFE Uribante Caparo (1983).
- Pedagogía Ambiental I, Gerencia De Cuencas. C.A.D.A.F.E.
Uribante Caparo. (1984).
- Pedagogía Ambiental II, Gerencia de Cuencas. C.A.D.A.F.E. Uribante Caparo.
- Curso “Navegando por Internet”.
-Operaciones contra Incendios. Colegio Nacional de Bomberos.
1985.
-Scout Vivencial 1 Jefe de grupo y comisionado (1986).
-Conservación y manejo de Cuencas. C.A.D.A.F.E. Uribante
Caparo. (1987).
-Corresponsal Militar Nº 1.Ministerio de la Defensa. (1988).
-Curso de Apicultura. APIEM. Mérida. (1989).
-Técnicas para la producción de Caña Panelera. FONAIAP. -
Cuencas- C.A.D.A.F.E. Uribante Caparo. (1989).
-Periodismo Científico “Cerro el Ávila”. Circulo de Periodistas
Científicos, Caracas. (1989).
-Corresponsal Militar Nº 2. Ministerio de La Defensa. (1990).
-Periodismo Científico. CNP. San Cristóbal. (1990).
-Prácticas Agronómicas al Cultivo del Café. FONCAFE- Cuencas
(1984). C.A. D.A. F. E. Uribante Caparo. (1991).
-Instituto Universitario de la Frontera. IUFRONT. San Cristóbal.
(Julio 1999).
-Manejo de Inundaciones. UNET. Universidad Nacional de Colombia, Cruz Roja, Defensa Civil. “Curso Taller Binacional Control y Manejo De Inundaciones”.3,4,5,6/5/2000.
-Medicina Vial. Federación Médica Venezolana “Curso Básico -Medicina Vial” 16 horas crédito. FMV. 19-5-2001.
Camión Combate PIERCE. Curso operacional “Camión Bomba PIERCE, modelo Nakftar 4900,4 x 2”
Básico Rescate. “Curso Básico Rescate”. 6/2003. Bomberos. San Cristóbal.
Curso de Extricacion, Bomberos Colon 14 al 16 Octubre 2007
Seguridad Industrial, Bomberos San Cristóbal Febrero 2209



EXPERIENCIA LABORAL

• Reportero Gráfico Diario La Nación. San Cristóbal.
• Reportero Gráfico Diario Católico. San Cristóbal.
• Reportero Gráfico Diario Pueblo. San Cristóbal.
• Reportero Gráfico Diario El Universal. Corresponsal San Cristóbal.
Fotógrafo Jornadas Bomberos Voluntarios Septiembre 12 al 14 Septiembre 2008






ÚLTIMO TRABAJO

• Reportero Gráfico Diario Los Andes San Cristóbal —medio tiempo.
Reportero Grafico Diario La Nación - Free Lance-



• Delegado IX Convención Nacional Circulo de Periodistas. Gráfico de Venezuela Seccional Táchira.
• Scout Vivencial 1 Jefe de Grupo y Comisionado (1986).
• Delegado 5to Congreso Venezolano Conservación
UNET. CVS. CADAFE. CVG. PDVSA. (1989).
Secretario de Organización del Círculo de Reporteros Gráficos de Venezuela, Seccional Táchira 2008-

PREMIOS Y GALARDONES

• Tercer Premio Fotografía Color, 1er Salón de Artes Visuales” CADAFE en sus 25 años. Caracas. 28-11-83.
• Premio Municipal de Periodismo Gráfico 1999. Alcaldía del Municipio San Cristóbal.
• Reconocimiento Ministerio de la Defensa. Ejército. 2da. División Infantería. San Cristóbal. 11-2-2000.

• Reconocimiento “Día Internacional del Trabajador” 30-4-2002, Alcaldía del Municipio San Cristóbal.
• “Cruz de Malta 3ra. Clase”. Bomberos San Cristóbal. 28-11-2002.
• “Ascenso Distinguido (B)”. Cuerpo de Bomberos San Cristóbal. 28- 11-2002.
• Reconocimiento Gobierno del Táchira, por participación en la Búsqueda y Rescate de Tripulantes y Pasajeros de la Aeronave YV1O6OCP siniestrada el 13-7-2003. San Cristóbal, Julio 2003. Cáp. Ronald José Blanco La Cruz, Gobernador del Táchira.
• Reconocimiento Alcaldía San Cristóbal. 30-7-2003. AMIOF 1347. Felicitaciones, por Reconocimiento Gobierno del Táchira. AERONAVE 1060 CP
• Reconocimiento “Destacada Trayectoria Bomberil” Convención Nacional Bomberos Voluntarios, Maturín. 1 y 2 Agosto 2003.
• Certificado. Participación XVI Jornadas Bomberos Voluntarios, Agosto 2003. Maturín. Estado Monagas.
• Reconocimiento “Colaboración Profesional” Diario Los Andes. San Cristóbal, 9-11-2003.
· Mención especial “Lotería del Táchira” fuente sucesos. Julio 2004.
· Mención Honorífica del Premio Santiago Kossoswky 28/06/05.
· Reconocimiento “Seguridad y Orden Publico” Gobierno del Estado Táchira. 25/11/05
· Asenso Cabo Segundo del Cuerpo de Bomberos de San Cristóbal. Agosto de 2005.
· Premio Estadal de Periodismo, Mención Fotografía Lotería del Táchira Junio 2006
· Reconocimiento Alcaldía del Municipio San Cristóbal “Por meritos y valor en los trágicos acontecimientos sucedidos en el Barrio 8 de Diciembre”. San Cristóbal Octubre 2006
· Reconocimiento de el Consejo Municipal, “Replica Botón de Oro de la Ciudad ”
“Por su Destacada Labor al Servicio del Colectivo Sancristobalense en los Diversos Siniestros que Han Suscitado en el Municipio Capitalino y Municipios Aledaños”
· Barra Honor Al Merito, Cuerpo de Bomberos del Municipio San Cristóbal, 28 de Noviembre 2006

Asenso a Cabo 1ro (B) Cuerpo de Bomberos de San Cristóbal 28/11/2008

Placa de Reconocimiento 37 Años de Servicio en el Cuerpo de Bomberos

Barra Honor Al Merito, Cuerpo de Bomberos de San Cristóbal, Edo. Táchira 

 Taller Seguridad Industrial: Cuerpo BOMBEROS Y BOMBERAS San Cristóbal 1 de Abril 2009

Premio Estatal de Periodismo Mención Fotografía Consejo Legislativo y Gran Cruz del Táchira 29 de Junio del 2009

Taller: Prevención ante Riesgo Sísmico Aula Sísmica “ Madeleilis Guzman” Michelena 12 de Abril 2010

Taller: “Inducción de Medidas Básicas de Seguridad y Uso Adecuado de las Herramientas Holmatro”
30 Noviembre 2010

Certificado: Ier Seminario “El Helicóptero como Herramienta en la atención de emergencias y desastres” Sociedad Venezolana del Trauma. San Juan 19 de Marzo 2011

Ascenso Sargento 2do, 28 de Noviembre 2012 Cuerpo de BOMBEROS Y BOMBERAS San Cristóbal.
Taller de Actuación para Cine y Televisión Octubre 2013
Reconocimiento de Brigada Juvenil e Infantil Dtgdo. (F) Carlos Reinaldo Rueda  23 Agosto 2014

Investigación de Incendios y Explosiones 12 y 13 de Junio 2015, Cuerpo de BOMBEROS del Municipio Maracaibo, Instituto de Tecnología Bomberil.

Esperando Titulo TSU Producción de Medios, Universidad Bolivariana de Venezuela 2015



Vivimos bajo el mismo techo, pero no todos tenemos el mismo horizonte.

TECNICAS DE EXTINCIÓN (67)

Generalidades
Al atacar un incendio, no se emplea una sola táctica, sino un proceso que requiere la aplicación de una serie de ellas, a cual más importante. El dominio de las tácticas del avance, evoluciones, maniobras y retroceso con mangueras, forma parte de ese complicado conjunto de acciones dirigidas a la extinción de incendios. Es necesario para que los movimientos se efectúen en forma mecánica, aunque inteligente, evitando fallos en el momento del combate, que pudieran ser desastrosos, tanto para el que los comete, como para todo el grupo de ataque. Por esto, el objetivo, es que cada hombre, sepa lo que debe hacer, conozca el equipo que utilizará en las posibles emergencias, y no trate de actuar independientemente, estorbando los planes del Jefe (que dirige la maniobra), sino que, por la experiencia y la autodisciplina conseguidas, mediante un entrenamiento racionalmente organizado, sea capaz de integrarse, en cualquier grupo de defensa contra incendios, adaptándose inmediatamente y sin entorpecer la labor del conjunto.

La Pisada
Lo primero que se debe hacer, es asegurarse de que se pisa firme, pues con frecuencia se estará expuesto a resbalones, tropezones, etc. Según el lugar donde se trabaja, principalmente cuando el agua cubre el suelo y no se ve donde se pisa.
· Descripción: Para el avance y retroceso sobre piso inseguro, la pisada de lado, ayuda a disminuir el peligro de caídas. Consiste en lo siguiente: el pie de adelante resbala de lado, un corto espacio sobre el piso, y después en la misma forma, y el pie de atrás, se adelanta hasta tocar al primero. Esta pisada lateral, fue sugerida, para evitar sorpresas desagradables (sobre todo sí se están manejando mangueras pesada de 70 mm.) por la fuerte reacción hacia atrás, especialmente cuando se trabaja con chorro sólido.
· Riesgos de la caída: Como ejemplo ilustrativo de estas advertencias, bastará con considerar que, la reacción de una manguera de 70 mm., cuando la presión es de 7-8 Kg/cm2 y el ángulo con que se despega del suelo es de 55º (inclinación normal) es de 30 Kg/cm2; y para una de 45 mm, en las mismas condiciones, es de unos 12 Kg/cm2, sin contar con la reacción propia de la lanza, que es ligeramente inferior a las dadas para las mangueras. Bajo estas condiciones, si un hombre resbala, cae y pierde el control de la manguera, la reacción puede arrebatarla de las manos del otro hombre y lesionar a ambos gravemente, dándoles latigazos que, no debemos olvidarlo, si bien proceden de una vena líquida, por las condiciones de presión a que se encuentra, posee la dureza y consistencia de un sólido.
El paso que se lleva al avanzar, debe ser rítmico y medio, de 40 cm, aproximadamente, pues esto facilita el acoplamiento de grupos extraños cuando su ayuda es requerida.

El Avance
Antes de atacar un incendio, el hombre que va a contribuir a su extinción no puede confiar únicamente en su valentía y su buena voluntad; los héroes no apagan los fuegos; lo hacen aquellas personas, que actuando con precaución, están suficientemente entrenadas como para no exponerse a un riesgo más grave, que aquel que pretenden dominar.


Técnicas de extinción (67/2)

Después de asegurarse de que la pisada es correcta, hay que adoptar la posición más adecuada, para exponerse lo menos posible, al calor del incendio. Consiste en poner el cuerpo de canto y agachándose lo más posible, protegiéndose tras el abanico de agua; sin embargo, aún en esta posición el paso debe ser firme, lento y calculado.
Antes de iniciar el avance, conviene asegurarse de que el funcionamiento de la boquilla, es correcto, así como comprobar con qué presión se cuenta en la manguera, para lo cual debe abrirse y cerrarse dos o tres veces la boquilla, observando los cambios en el flujo de agua. De igual modo, deben observarse todas las características del incendio que se trata de extinguir, para determinar de antemano, la maniobra que se va a ejecutar, y lo que se espera lograr con ella, así como el camino a seguir hasta llegar al punto elegido y los obstáculos y riesgos que presenta.
Si una vez iniciado el avance, se presentara algún acontecimiento imprevisto, tal como el estallido de una válvula de seguridad, o la caída de un compañero, no se soltará nunca la manguera, ni se volverá la espalda al fuego. No debemos olvidar que nuestra única defensa contra el fuego, es el agua, y si la perdemos, también nos perdemos nosotros.
Se ha de señalar que, en maniobras en que intervenga más de un hombre, todos, sin excepción, deben obedecer la voz de mando de una sola persona, para evitar equivocaciones y desgracias.
En el avance hacia el fuego es conveniente mantener siempre la barbilla baja, la niebla cerca de la cara, y el paso firme y seguro, hasta llegar a la válvula para cerrarla.

Cierre de Válvula
· Un solo hombre: En caso de incendios de reducidas proporciones, por derrames de líquidos inflamables, un solo hombre, manejando una manguera de 45mm., con boquilla de niebla, puede controlar la situación, acercándose a la válvula. Mientras sostiene la manguera con una mano, puede cerrar la válvula con la otra. Una vez cerrada la aportación de combustible, se dedicará a controlar el fuego con la manguera, hasta que se consuma el combustible que está ardiendo.
· Una pareja: La experiencia ha demostrado, que se obtienen mejores resultados con un equipo de dos hombres, para una manguera. El procedimiento a seguir es el siguiente: Después de situarse en posición y elaborar un plan de ataque, según la dirección del viento, condiciones del lugar, etc., ambos inician el avance, con una apertura de boquilla de unos 20º, y a cierta distancia, se agachan y se juntan más. Al mismo tiempo se abre el ángulo del abanico de agua, a fin de protegerse mejor, ya que, a medida que avanzan, aumenta la intensidad del calor radiante que reciben. Simultáneamente, bajan un poco la boquilla, para evitar que el fuego llegue a sus pies.
Con estas precauciones, siguen avanzando cuidadosamente, observando cualquier cambio, ya sea un incremento del fuego, un cambio en la dirección del viento etc.
Entonces se acercan hasta donde se encuentra la válvula y, si es posible, colocan el ángulo inferior de la niebla sobre ella para que el encargado de cerrarla, que es quien dirige la maniobra, no tenga que atravesar la niebla con la mano, para alcanzarla.
El mayor peligro en este tipo de operaciones, es que el encargado de la manguera cambie el ángulo de la niebla o mueva la dirección de la boquilla. Esto ha ocasionado graves quemaduras, y solo puede evitarse mediante un entrenamiento constante, hasta, familiarizarse por completo con materiales y técnicas.


Técnicas de extinción (67/3)

· Tres hombres y dos mangueras: Cuando la magnitud de incendio lo aconseje, será necesario recurrir a otras combinaciones. Así, la táctica de emplear dos manguera de 45 mm, con lanza de niebla, y tres hombre, para el avance, tiene la ventaja de que, ese tercer hombre, que es quien dirige la operación y cierra la válvula, puede poner toda su atención en observar el fuego constantemente, haciendo la operación más uniforme y segura. Una vez hecho el plan de ataque, la boquilla, el peso, la presión, el caudal, la reacción de la lanza, etc. Van a ser diferentes, y el número de personas mínimo necesario para manejar esta manguera es de tres; aunque el número ideal sería cinco o más. Cuando la escasez de personal lo imponga, y para presiones no superiores a 6 ó 7 Kg/cm2 podrán manejar una manguera de 70mm, dos personas,
Una de las tácticas de avance con este tipo de mangueras, es la de emplear cinco hombre, y dos líneas de 70 mm, procediendo de manera similar a la indicada en el caso de tres hombre y dos mangueras de 45 mm.

La Formación
Hay dos tipos fundamentales de formaciones, que pueden adoptarse en el avance hacia el fuego, cuando la manguera la soportan, dos o más hombres:
· Normal alternada: Los hombres están acostumbrados, a veces, a colocarse en lados alternos, al usar solo una línea de 70 mm. Pero esta formación, dejaría hombres por fuera de las líneas de manguera, caso de emplearse dos que, este hombre se coloca entre los dos que operan las mangueras, apoyando una mano en cada uno de sus hombros y los acerca uno al otro, para ofrecer menor frente de exposición y aumentar la efectividad de la protección de la cortina de agua.
Las dos mangueras, deben quedar por fuera de los tres hombres para resultar mejor protegidos. La manguera del lado izquierdo debe manejarse con la mano izquierda, y la otra con la derecha. De esta forma, la doble distribución de la niebla ofrece máxima protección. Las precauciones a tener en cuanta, son las generales para el avance, mencionadas ya anteriormente.
· Avance alternado: En fuegos de mayor riesgo, el Jefe de la maniobra, puede optar por ensayar otra táctica, como la del avance alternado, en la que uno de los hombres avanza unos 50 cm. Desde su posición, respecto a los otros dos, y se estaciona allí agachado, protegiendo el avance del otro hombre.
Si bien las líneas de manguera de 45 mm son preferidas, en casi todas las maniobras, por su mayor flexibilidad y más fácil manejo, hay incendios en los que la demanda de agua exige usar manguera de 70 mm. Estas líneas, para el cierre de válvulas, disminuyendo así la protección, pacta que el abanico proporciona, aunque aumentando la visibilidad de todos los portadores y la distancia efectiva para la pisada.
· En V: La otra formación, denominada formación en V, da mayor protección al grupo, cuando actúan dos líneas al mismo tiempo. Consiste en que todos los hombres se colocan interiores a las líneas de mangueras, de forma que, a la protección que confiere el abanico de niebla, se suma la del hombre que a delante.
Puesto que las válvulas están muchas veces a nivel muy bajo, y es difícil para un hombre alto maniobra con soltura, en estas condiciones, es mejor instalar a los hombres de menor altura en las boquillas, y dejar atrás los más altos.

El Retroceso
Una vez cerrada la válvula, los hombres retroceden cuidadosamente, sin mover el abanico de sus boquillas, y manteniendo su posición agachada, siempre bajo la

Técnicas de extinción (67/4)

protección de la niebla, aunque el fuego se haya apagado, para prever una re-ignición inesperada. La técnica del retroceso, es la misma del avance, pero ejecutada a la inversa. Es aconsejable tener un hombre extra, en cada línea de mangueras, para ayudar en el retroceso; debe estar colocado de tal manera que, pueda conducir a los hombres hacia atrás con seguridad, cuando todavía tienen la niebla fija durante el retroceso. Este es muy importante, pues evita que tropiecen con la manguera, pesada y dura, al caminar hacia atrás. Normalmente, los hombres de cabeza de la manguera siguen sin perder de vista el fuego, aunque caminen hacia atrás, y el hombre encargado del retroceso es el que avanza en dirección opuesta sorteando los obstáculos y cuidando que la operación de retroceso se haga ordenadamente y sin accidentes, tan cautelosamente o más que el avance.