domingo, 5 de septiembre de 2010

AYYYY DIOS........

LUNES 17 DE MAYO DE 2010

El Colmo, mientras bomberos la sufren en provincias.Directivos

de los bomberos implicados en corrupción



Procuraduría anticorrupción investiga a unos veinte generales por compras irregulares. Irregularidades se cometieron por desconocimiento, dice jefe interino

Por: Elizabeth Salazar Vega El Comercio.com
Tras el terremoto del 15 de agosto del 2007, mientras la mayoría se aseguraba de que los suyos se encontraran a salvo, los bomberos demostraron —una vez más— por qué son importantes para el país: cogieron sus equipos y atravesaron la noche para rescatar heridos, recuperar cuerpos y tranquilizar a los sobrevivientes.

Lo hicieron sin esperar dinero a cambio, como cuando apagan un incendio o atienden una emergencia. Sin embargo, la transparencia de sus acciones no se refleja en el manejo administrativo de quienes llevan la batuta en el Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú (CGBVP ), por lo que la contraloría, la Policía Nacional y la fiscalía han puesto el ojo en ellos.

Como en toda organización, los 10.000 hombres de rojo que laboran en el país cuentan con directivos: 51 generales con voz y voto para elegirse mutuamente en cargos estratégicos, cambiar las normas internas y aceptar o archivar los casos de corrupción que denuncien el resto de miembros. Estos generales, que forman el Consejo de Oficiales, solo dejan el cargo al jubilarse.

De ellos, los seis bomberos que ocupan los cargos más importantes son quienes deciden qué hacer con los poco más de S/.50 millones que la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) —ente al que están adscritos— les asigna anualmente. Precisamente es aquí donde diversos informes de auditoría han encontrado la llaga.

COLUSIÓN Y PECULADO

Hace dos semanas la PCM anunció la destitución del jefe del CGBVP, Juan José Piperis Caravasi, por la compra irregular de lotes de medicinas cuando ejercía el cargo de inspector general, en 1998, caso que recién fue sentenciado por la Tercera Sala Penal Especial de la Corte Superior en enero último.

El fallo judicial ordena prisión suspendida para Piperis y Juan Carlos Stoll Carrillo —entonces director de Logística y ahora secretario general— por usar cuatro veces una misma solicitud de compra de cajas de aspirinas. Con ello lograron adquirir 686 paquetes en lugar de 20, lo que elevó a S/.24.284 una inversión estipulada en S/.708. De acuerdo con el expediente 032-2006, dichas aspirinas, recibidas en noviembre, caducaban en enero del año siguiente y habrían sido vendidas por la empresa farmacéutica que regentaba Piperis.

Él asegura que la sentencia responde a una campaña de desprestigio, pero solo ha apelado el monto de la reparación civil, mientras que Stoll todo el fallo.

Según confirmó este Diario, la destitución de este hombre ha motivado, en los últimos días, la renuncia de Stoll Carrillo y Roberto Ognio Baluarte, el verdadero jefe del CGBVP que por problemas de salud dejó el mando a Piperis desde el 2009.

Y es que este no es el único caso en el que se denuncia a la cúpula de los bomberos por malos manejos. El procurador anticorrupción Jorge Caldas Malpica confirmó que a la fecha su despacho tiene cuatro denuncias en curso por licitaciones irregulares y uso indebido del presupuesto que involucran a unos 20 bomberos. “La última de estas data de enero y es por un manejo irregular de S/.58.000 en la compañía de Miraflores”, agregó.

MÁS INFRACCIONES

El 2008 los jefes de las compañías de Lima, Magdalena y La Molina alquilaron una motobomba, equipos contra incendios y otros bienes a una empresa petrolera que los requería para labores de extracción del crudo en Tumbes, y se asignó al chofer de la estación Francia 3 para dicha función durante 21 días.

Fuentes de la Cuarta Fiscalía Provincial Especializada y la Dirección contra la Corrupción (Dircocor), que han asumido las indagaciones, indican que no solo se pasaron por alto las normas que prohíben rentar bienes estatales (D.S. 154-2001 y Ley 29151), sino que se alteró el reporte de asistencia del referido conductor para justificar sus faltas en Lima.

Además, si bien la petrolera cumplió con el pago de S/.260.645, solo S/.123.750 ingresaron a la caja del CGBVP. El general Marín Salomón, ex inspector general de los bomberos, refiere que el resto se hizo humo y la motobomba quedó inservible.

“Los brigadieres generales Carlos Córdova y Roberto Ognio recibieron oficios en los cuales se les informaba lo que estaba ocurriendo, pero decidieron callar. Yo soy un bombero retirado, por eso puedo denunciar sin que haya presiones”, acotó.

En las compañías de bomberos visitadas, los voluntarios dijeron conocer de servicios sobrevaluados, favoritismos para atender las necesidades de equipos y contratos con empresas que tienen nexos con los generales, pero temen ser enviados a la “congeladora”. “A los que se atreven a denunciar les reprimen los ascensos o ya no les dan comisiones”, señaló uno de ellos.

CONFLICTOS DE INTERÉS
Conversamos con el general Andrés Ángeles Bachet, quien ha asumido interinamente la comandancia general, y aunque se excusó de pronunciarse sobre casos concretos, aseguró que algunas de las irregularidades que se cometieron fueron por desconocimiento.

“No somos gerentes, somos voluntarios. No todos conocen cómo son los procesos de adquisición, por eso desde hace un año contamos con asesores. También hemos tomado medidas para que no exista conflicto de intereses en las contrataciones”, sostuvo Ángeles, tras precisar que no pueden separar de su cargo a los bomberos denunciados hasta que no haya una sentencia firme.

Pero las medidas a las que se refiere no parecen ser tan rígidas: el 24 de febrero el CGBVP extendió una orden de pago de S/.10.500 al abogado Atila Luján Robles para que asuma la defensa del director de Operaciones, el bombero José Morales Paz, investigado por colusión desleal.

Ello no tendría nada de especial sino fuera porque —según documentos de la propia entidad— Luján es capitán del CGBVP y el mismo 24 de febrero fue nombrado director de la Oficina de Planificación, es decir, aceptó el cargo sabiendo que tenía un contrato de prestación de servicios. Así las cosas, el recibo que días después se extendió a su nombre tuvo el visto bueno de su propia oficina.

En un recorrido por diversas compañías de bomberos, este Diario pudo comprobar la necesidad de personal y equipamiento contra incendios, pero también de una administración más transparente. Una adecuada fiscalización y una reforma en el régimen de ascensos podrían evitar que la desconfianza se extienda en esta respetada institución.

SEPA MÁS

Compra de equipos
La contraloría confirmó, el 2005, que el Cuerpo General de Bomberos adquirió equipos de rescate por US$554.875 sin contar con informes técnicos que justifiquen la compra. Además, lo hizo con un acta de buena pro dada en la misma fecha en que se publicó la solicitud de adquisición.

Ambulancias
El Juzgado Penal Especial 2 tiene en manos el Caso 19-2009 por la presunta sobrevaloración de US$980 mil en la compra de 14 ambulancias. El hecho involucra al ex comandante Tulio Nicolini.

Combustible
El 2007, la fiscalía archivó la denuncia contra 10 bomberos, entre ellos el jefe Juan J. Piperis, por apropiación irregular de combustible, porque no se facilitó el acceso a la documentación probatoria. Sí hubo sanción administrativa.

LA CIFRA
31 De mayo es la fecha señalada por el Consejo de Oficiales del CGVBP para decidir la renuncia de su jefe Juan José Piperis y elegir a su sucesor.


NOTA.-
No cabe duda que en todo hay corrupcion, en las compañias de bomberos de provincias algunos jefes venden los cilindros de gasolina y usan las unidades para su paseos personales, y aun asi son jefes de seguridad ciudadana o de defensa civil


No hay comentarios:

Publicar un comentario