miércoles, 2 de marzo de 2011

MUY TARDE PARA QUEJARSE.....

El material que le pudo salvar la vida estaba en cajas

X.P. PALMA De la quincena de bomberos de guardia en cada turno, siempre había cuatro o cinco que no tenían "hemicraneales", los transmisores que les permiten comunicarse cuando llevan colocados los Equipos de Respiración Autónoma (ERA) en lugares llenos de humo. Esto fue lo que le ocurrió a Álex Ribas. Cuando el pasado se dirigían hacia el bar de la calle Andreu Feliu de Palma tras recibir los primeros avisos de un incendio, el cabo preguntó a los cuatro bomberos que le acompañaban si tenían transmisor. Se encontró con que dos de ellos no tenían. A Álex se le había estropeado hacia meses y no se lo habían repuesto. El otro bombero, que llevaba unos ocho meses en el cuerpo, nunca lo había tenido.


Y mientras tanto, decenas de los nuevos intercomunicadores digitales, adquiridos hace más de dos años, seguían guardados en sus cajas. Al parecer se estaba a la espera de la inauguración del nuevo parque de Son Malferit para distribuirlos. Este parque se finalizó hace dos años, pero todavía no ha sido inaugurado.

Tras la muerte de Álex Ribas se dio orden de que todos los chófers o personal de trabajos de oficina cedieran sus "hemicraneales" a los bomberos que participan directamente en la extinción. También se distribuyeron algunos de los equipos nuevos, con un adaptador que les permite funcionar con el sistema analógico, y que cuesta unos ocho euros.

Pero esta no es la única disfunción provocada por el retraso en la inauguración de la nueva central de bomberos. Camiones, compresores o equipos de comunicaciones con doble frecuencia permanecen sin usar dos años después de haber sido adquiridos.

Las claves

Pendientes del cambio al sistema de comunicación digital

Los bomberos están pendientes del cambio de su sistema de comunicaciones, de analógico a digital. Los nuevos equipos fueron adquiridos hace dos años, pero no se usaban.

No hay comentarios:

Publicar un comentario