martes, 17 de agosto de 2010

BEBES Y NIÑOS

Prevención de Incendios donde hay bebes y ninños

por Bomberopedia Enciclopedia Colaborativa el El jueves, 13 de mayo de 2010 a las 13:27
La probabilidad de que los niños menores de cinco años mueran en un incendio es el doble que la del resto de las personas. Cada año, miles de niños se lesionan o mueren a causa de incendios en el hogar, y el 40 por ciento de estos niños son menores de cinco años.

Para ayudar a proteger a los bebés y a los niños pequeños de los efectos devastadores del fuego hacemos llegar a los padres y a las personas encargadas de cuidar a los niños menores de cinco años este importante mensaje:

Haga su hogar más seguro contra incendios, ensaye la prevención de incendio especialmente el plan de escape en caso de un incendio en la casa.

Cuando se trata de los miembros más pequeños de la familia, recuerde: El sólo amarlos no los salvará. El practicar la prevención de incendios sí.

Los niños y el fuego: Los fósforos, los encendedores y otras fuentes de calor son las causas principales de las muertes relacionadas con el fuego entre los niños menores de cinco años. De hecho, los niños pequeños causan en realidad un gran número de incendios en el hogar por jugar con fósforos y encendedores. Los niños tienen una curiosidad natural acerca del fuego y no podemos subestimar su capacidad para prender un fósforo o un encendedor.

¿Qué puede hacer?

• Guarde los fósforos y encendedores fuera del alcance y de la vista de los niños, preferiblemente en una cajón bajo llave.
• Enseñe a los niños pequeños a que le digan cuando encuentren un fósforo o un encendedor.
• Tenga en cuenta que aun los encendedores resistentes a niños no son a prueba de niños, de manera que guárdelos en un lugar seguro.
• Cuando un niño tiene curiosidad sobre el fuego o ha estado jugando con fuego, de forma calmada y firme explíquele que los fósforos y los encendedores son herramientas para los adultos que se deben usar con mucho cuidado.
• Nunca juegue con fósforos o encendedores. Los niños lo pueden imitar.
• Prevenga los incendios practicando y enseñando en su casa cómo actuar para prevenirlos. Cuando esté cocinando, mantenga a los niños a 1 metro de distancia de la estufa, no sobrecargue los enchufes, haga revisar todos los años el sistema de calefacción, y si fuma, use ceniceros hondos y deje las cenizas remojando en agua.

Detectores de humo: Dos terceras partes de los incendios que matan a los niños en el hogar, ocurren en las casas que no tienen un detector de humo en funcionamiento. Cuando ocurre un incendio, uno sólo tiene segundos para escapar del fuego, del humo y de los gases mortales. Las familias pueden aumentar enormemente su probabilidad de sobrevivir a un incendio simplemente instalando y manteniendo los detectores de humo en buen funcionamiento.

¿Qué puede hacer?

• Instale y mantenga en funcionamiento detectores de humo en cada piso de la casa y por fuera del área de los dormitorios.
• Compruebe los detectores de humo todos los meses y cámbieles las pilas por lo menos una vez al año.
• Si mantiene cerrada la puerta del dormitorio de su bebé, coloque un detector de humo en la habitación y use un monitor para bebé, de manera que pueda escuchar si suena la alarma.
• Cuando los niños ya entiendan, familiarícelos con el sonido de la alarma del detector de humo. Enséñeles que cuando suene, deben salir de la casa e ir al sitio de reunión que la familia ha designado.

Plan de escape en caso de un incendio en el hogar:

La mayoría de las familias que tienen un plan de escape en caso de incendio no lo practican. Piense que sólo toma unos pocos minutos, algunas veces sólo segundos, para que el fuego se propague sin control. Luego considere la diferencia que puede hacer, en caso de incendio, un plan de escape bien ensayado. Los niños desde los 3 años pueden seguir un plan de escape que han practicado con frecuencia, y esto puede significar la diferencia entre la vida y la muerte.

¿Qué puede hacer?

• Dibuje un diagrama básico de la casa, marcando todas las ventanas y las puertas, y planifique dos rutas de salida desde cada habitación.
• Considere varios casos de incendio, desde el más fácil hasta el más difícil. Imagínese un incendio que empieza y se propaga desde la cocina, desde el sótano, o desde el corredor fuera de su dormitorio. Desarrolle un plan con varias opciones para escapar con seguridad en cada caso.
• Si está escapando del humo, arrástrese por el piso y por debajo del humo. Antes de abrir las puertas, tóquelas para ver si están calientes. Si lo están, use la ruta alterna de escape.
• Designe un punto de reunión seguro afuera y enseñe a los niños a que nunca regresen a
la casa.
• Practique con regularidad su plan de escape en caso de incendio por lo menos dos veces al año, entre más veces, mejor. Incluya una estrategia para aquellas ocasiones en que uno de los padres no está en la casa.
• Cuando practique el plan de escape, muestre a los niños cómo deben cubrirse la nariz y la boca para reducir la inhalación de humo. (Con un panuelo humedo en agua, cubriendose la boca y la nariz)
• Mantenga todas las salidas libres de juguetes o basura.

Cuando tiene bebés y niños pequeños en la casa, estas opciones extras de escape son necesarias:

– Mantenga un arnés de bebé al lado de la cuna para un caso de emergencia. El arnés, que fun ciona como una abrazadera para el cuerpo, le permite cargar cómodamente al bebé y le deja las manos libres para escapar de la casa.
– Mantenga cerrada la puerta del dormitorio del niño. Si ocurre un incendio en el corredor, la puerta cerrada impedirá que el humo sofoque al bebé o al niño pequeño, dándole a los bomberos un tiempo extra para el rescate.
– Enseñe a los niños que no deben esconderse de los bomberos. Los uniformes pueden asustar en un momento de crisis. Explique a los niños que los bomberos están ahí para ayudar en caso de una emergencia.
-- Enseñe a los niños a que recuerden el numero de telefono de los Bomberos y como realizar la llamada.
• Si también tiene niños más grandes, haga que practiquen gatear o arrastrarse, tocar las puertas, o ir a la ventana, según su plan de escape.


· · Compartir

No hay comentarios:

Publicar un comentario