viernes, 18 de marzo de 2011

Que vergüenza DIOS....

El bochornoso incidente de los bomberos saqueadores
 
Claudio Leiva Cortés  
Un capitán y seis voluntarios de la 3ª Compañía de Talcahuano fueron condenados por robar plasmas y otros artículos electrónicos desde una tienda. Cargaron un carro bomba con el botín.
Domingo 27 de febrero de 2011 | País
El bochornoso incidente de los bomberos saqueadores
La desesperación llevó a las personas a saquear alimentos y bebidas, pero no faltaron los inescrupulosos que arrasaron con artículos electrónicos. 
UPI

La gente bromea, sin ninguna base por cierto, con que los bomberos son “pirómanos solapados” y que se hacen los lindos con las damas rescatadas. Pero hasta el 27/F, a nadie se le habría pasado por la cabeza que los “chicos buenos” podían ser saqueadores…
El jueves 15 de abril de 2010, seis voluntarios y un capitán de la Tercera Compañía de Talcahuano fueron detenidos por la PDI y acusados de saquear, en las horas siguientes al terremoto, la oficina de ventas de la Compañía General de Electricidad (CGE) de ese puerto.
Según testigos, los bomberos actuaron con sus uniformes y cargaron un carro bomba hasta los pitos del techo con plasmas, equipos de música, máquinas de coser, cámaras fotográficas y otros artículos que ocultaron en la casa del capitán Daniel Muñoz.
Tras su detención, los voluntarios confesaron el hecho, pero lo justificaron con el argumento de que querían reponer el material perdido por la Tercera Compañía en el terremoto… En la casa del capi, la PDI recuperó especies por casi tres millones de pesos.
Los siete fueron formalizados por robo con fuerza en lugar no habitado y el tribunal los dejó en libertad. Sin embargo, días después la Corte de Apelaciones de Concepción revocó la medida y decretó la prisión preventiva. Sólo seis la cumplieron porque uno se dio a la fuga.
El 10 de mayo, en juicio simplificado, estos seis bomberos fueron condenados a 541 días de presidio remitido, es decir, ninguno fue a la cárcel, porque no tenían antecedentes y colaboraron con la justicia. No así el voluntario prófugo, que perdió el beneficio.
TAMBIÉN SORPRENDIERON A PROFESIONALES
El caso de los bomberos saqueadores fue uno de los más bochornosos registrados en estos hechos, sólo comparable al de los profesionales que cargaron sus vehículos 4x4 con artículos de “primera necesidad”, como televisores plasmas y computadores que habían robado de las tiendas y supermercados.
Los saqueos masivos se produjeron principalmente en Concepción y Talcahuano, pero también alcanzaron a Lota, Coronel y Chiguayante. Gente desesperada por la falta de agua y alimentos asaltó algunos supermercados, pero no faltaron los inescrupulosos que se aprovecharon de esta situación y también robaron en grandes tiendas.
El viernes 6 de marzo, la jefatura de zona de catástrofe dio hasta las 24 horas del sábado para que las personas que estaban en poder de las especies saqueadas las devolvieran. De lo contrario, sufrirían todo el rigor de la ley.
Concepción y Talcahuano amanecieron una escena surrealista. En medio de la destrucción se amontonaban flamantes televisores plasmas, lavadoras, refrigeradores, camas, sillones, cocinas, cajas de cerveza y vino e, incluso, motos de juguete. El total recuperado alcanzó a los US$3.000.000.
En Concepción fueron detenidas 250 personas por los saqueos y 113 en Talcahuano. A todas se les acusó de robo en lugar no habitado y receptación, con el agravante de acopiar especies en Estado de Catástrofe. Sin embargo, la gran mayoría recibió condenas remitidas

No hay comentarios:

Publicar un comentario