viernes, 4 de marzo de 2011

RESCATE VEHICULAR, NUEVAS TÉCNICAS

LA ESTABILIZACIÓN DE LOS VEHÍCULOS. ANTES O DURANTE EL RESCATE?

Carlos Britez - carbrit@extricacion.org

En la escena de un accidente de tránsito, existen grandes probabilidades de encontrar  vehículos siniestrados en posiciones insólitas; esto ocurre en todos los lugares del mundo sin explicarnos muchas veces cómo se llegó a esa posición. Por todo esto surge que la idea de estabilizar los vehículos se deriva principalmente de la necesidad de minimizar los  movimientos indeseados que podrían producirse durante las operaciones de rescate, sin interesar la posición que adoptaría el vehículo ya que el solo efecto de las suspensiones podría repercutir directamente sobre las lesiones de la víctima y provocar también que nuestra herramienta de rescate no trabaje sobre una superficie estable. Como norma y por procedimiento general la estabilización de los vehículos es un proceso continuo primordial y necesario que nunca acaba hasta llegar al objetivo deseado del rescate.
Debemos asumir en todo momento que un vehículo está inestable, y por ende será un vehículo inseguro para trabajar con él. La estabilización tiene como objetivo principal prevenir cualquier movimiento súbito e innecesario del vehículo, durante su desmontaje. Los bomberos y en especial el paciente podrían sufrir lesiones si se intenta realizar un rescate en vehículos sin realizar previamente dicho procedimiento. Sabemos, que la Hora Dorada está en juego en cualquier situación de trauma importante, pero el movimiento más ligero del vehículo puede agravar las lesiones del paciente e inclusive desencadenar algún tipo de hemorragia que no ha sido descubierta. Está demostrado que un mínimo de movimiento sin control puede causar también una lesión espinal e inclusive la muerte del paciente. El hecho de estabilizar un vehículo deberá ser una rutina automática de parte de todos los bomberos, incluso cuando la necesidad no es obvia; similar al hecho de ponernos un casco sin haberlo pensado, ya que la naturaleza de nuestro trabajo debe condicionarnos a esperar lo inesperado.
La estabilización de vehículos nunca debe ser probada. Debemos controlar el riesgo en todo momento y resistirnos al impulso de probarla.
Principios de la Estabilización. 
·                     Estabilizar el vehículo como se lo encuentre en el terreno.
·                     Incrementar el contacto del vehículo con el terreno.
·                     Estabilizar el vehículo antes de ingresar al mismo.
·                     Chequear con frecuencia la estabilización y ajustarla apropiadamente, a medida que varíe el peso por desmontajes y por ingresos al vehículo.
·                     Considerar otros medios como cabos, cadenas, bloques, etc.
·                     Toda estabilización tiene dos componentes importantes: el Centro de Gravedad (CG) y los Puntos de Apoyo.
Factores a considerar.
Primero: Partes del vehículo que se apoyan en el piso.
Segundo: Posición que adopta el vehículo. (normal, vuelcos, etc.)
Tercero: Condiciones que presenta el terreno, (pendientes, pozos, etc.)
Cuarto: El elemento estabilizador con que se cuenta. (Al final de este Cap. un resumen de estos elementos escalonados, bloques, cuñas, bolsas de aire, parantes, etc.)
Estabilizando los vehículos.
Las herramientas y métodos dependerán principalmente de la posición que adopte el vehículo. Pero lo importante es distribuir el peso del vehículo, esto se hace aumentando la cantidad de contacto entre el vehículo y el terreno, según la curva de estabilidad. Al momento de llegar a la escena podemos encontrarnos con dos situaciones especiales con respecto a la Estabilización: una Con Riesgo Inmediato y la otra Sin Riesgo Inmediato.
 1- Con Riesgo Inmediato. 
Se trata de aquellos vehículos que adoptan una posición evidentemente inestable y que requieren de una estabilización completa e inmediata, previamente ante todo, por ejemplo; con peligros de caídas al vacío, pendientes pronunciadas, vuelcos con pobre punto de apoyo, etc. Esta estabilización con riesgo incluye también a aquellos vehículos u objetos que no estén directamente relacionados con la víctima pero que estén afectando la inestabilidad del vehículo que sí realmente contiene a la víctima. Por ejemplo: columnas de tendidos eléctricos, murallas, árboles, puentes y vehículos que estén encima de otro vehículo. La importancia radica principalmente en asegurar la estabilización de todos los vehículos y objetos implicados en el accidente antes de asistir a la víctima, dado que, de esta forma se garantiza un trabajo seguro al grupo de rescate en la escena y a la víctima.
2- Sin Riesgo Inmediato.
Definiríamos a aquellas situaciones en donde los vehículos siniestrados no aparentan una inestabilidad, a la primera impresión, por lo que la seguridad del personal desde este punto de vista podríamos considerar que está garantizada, pero de igual manera éstos deben ser estabilizados por lo menos mínimamente, con el fin de evitar movimientos indeseados.
 Se considera estabilización sin riesgo a sólo dos posiciones: vehículos en posición normal y vehículos volcados totalmente con apoyo de su techo y Capot.
Los vehículos siniestrados con personas atrapadas en su interior donde se requiera liberación, se han de estabilizar como se lo encuentre, aunque la apariencia no sea obvia. Nunca intente mover el vehículo con la víctima adentro, por mas que la situación sea extrema. La improvisación en la estabilización es muy valida para todos los casos.c. 


Nuevo procedimiento de estabilización para autos volcadosImprimirE-mail
Concientes de la necesidad permanente de modernizar los procedimientos que se aplican en la amplia gama de emergencias a las que concurre la Decimoquinta compañía, personal especializado de dicha unidad desarrolló un innovador sistema de cuñas y anclajes, los que permitirán un trabajo de estabilización en vehículos volcados, ya sea sobre un costado o de campana.
Con la clara intención de potenciar las herramientas y materiales con que ya cuenta la 15ª compañía "Máximo Humbser", especialistas en técnicas de rescate vehicular, sacaron adelante un proyecto orientado a fortalecer el trabajo con alzaprimas en las labores de estabilizado de vehículos volcados. Luego de un agudo estudio de alternativas existentes, desarrollaron un completo juego de cuñas y bases para ser instaladas en las alzaprimas con que cuenta el carro de especialidades RX15.
Luego del acucioso estudio de los materiales y técnicas usadas por Bomberos en países de alta tecnologización, se llegó a una solución local, aplicando diseños de ingeniería propios. Éstos dan respuesta a las necesidades reales observadas en innumerables emergencias a las que concurren permanentemente los bomberos especialistas en rescate de Las Condes.

Las alzaprimas de dotación de RX15, con una extensión variable entre los 1,7m y los 3,1m, han sido repotenciadas con piezas removibles e intercambiables que permiten variar su ángulo de posicionamiento gracias a un sistema pivotante con un eje de gran resistencia, para el caso de las bases;  también pueden ser fijadas contra todo tipo de estructura gracias a las cuñas con dos variables: punta biselada y punta en púa. A lo anterior se debe sumar un juego de cuatro eslingas, con sus respectivas carracas, con capacidad de tracción de 5 toneladas.

Las eslingas permiten generar la tensión necesaria de las alzaprimas en sentido opuesto al ángulo que forman las bases apoyadas contra una superficie regular. Dicha tensión de trabajo de las eslingas, en sentidos opuestos, tracta las alzaprimas hacia adentro, logrando una estabilización de alta resistencia. La inmovilización del vehículo es perfecta.
El día jueves 18 de febrero pasado, la 15ª compañía estuvo citada a ejercicio para explicar los conceptos teóricos del trabajo de inmovilización, renovando los conocimientos relacionados con la estabilización tradicional lograda con cuñas escalonadas, chocos y cuñas rectas de madera. Luego, fueron presentados los nuevos accesorios y se hizo una demostración de su funcionamiento por parte de los Instructores de Rescate con que cuenta la Compañía. Posteriormente fue el turno de todo el personal.
Divididos en varios grupos, todos los asistentes tuvieron la oportunidad de probar el nuevo sistema. Las conclusiones fueron dictadas a viva voz por los participantes: la rapidez de armado de las piezas; su aplicación fácil y versátil (los dos tipos de puntas permiten encontrar muchos puntos de apoyo en las estructuras de un automóvil); haciéndose también hincapié en la consistencia granítica que se logra de las estructuras inmovilizadas. Todo estos puntos garantizan la seguridad de los lesionados, así como la del personal de rescatistas.
Texto y fotos:
Álex Valdés A.
1.Leutnant 15.DFK
Stadt Santiago

No hay comentarios:

Publicar un comentario