jueves, 8 de diciembre de 2011

Dos vidas que se salvaron...

Sucesos - Mie 07/12/2011 | 12:00 am

Estuvieron punto de perecer ahogados los 2 estudiantes

Momentos en que los rescatistas de Protección Civil y Bomberos trasladan a la niña Yeiny Blanco al hospital del Seguro Social.



Dos estudiantes de la Escuela de Talento Deportivo, de 12 y 13 años de edad, fueron rescatados por comisiones de Protección Civil y del Cuerpo de Bomberos, a unos 150 metros de donde fueron arrastrados por las aguas de la quebrada El Toro, en Pueblo Nuevo.

A las 4 de la tarde de este martes, Brandon León, de 13 años, y Yeiny Blanco, de 12, se movilizaban a pie, con dos amigos, por las adyacencias del gimnasio de Balonmano, cerca del velódromo de Pueblo Nuevo, cuando fueron arrastrados por el cauce de agua, que los lanzó por un túnel subterráneo que atraviesa la avenida Universidad, hasta la quebrada El Toro.

Sus amigos pidieron auxilio y en respuesta, comisiones de Protección Civil y de Bomberos acudieron al sitio y rápidamente activaron el operativo de búsqueda.

Los rescatistas debieron movilizarse por el mismo túnel, de aproximadamente metro y medio de diámetro, y al finalizar el mismo, llegaron a una reducción de 70 centímetros de diámetro, donde quedaron al borde, a punto de caer a una especie de pozo o laguna, donde hallaron a los dos niños, que pudieron ser rescatados con apoyo de cuerdas.

Ambos fueron estabilizados y trasladados al hospital del Seguro Social, donde les apreciaron escoriaciones. Dijeron los rescatistas que los niños salvaron milagrosamente la vida, tomando en cuenta el trayecto que entre agua, lodo y escombros recorrieron, para caer finalmente en el pozo donde los encontraron y rescataron sanos y salvos .

Otro rescate y un desaparecido

En otro procedimiento que practicó este martes Protección Civil de Guásimos, lograron rescatar a un joven de 15 años, identificado como Gabriel Uribe, quien fue arrastrado por el río Torbes, en la parte posterior de Las Vegas de Táriba; en tanto que ayer mismo se reportó la desaparición de un vendedor de café que estaba instalado a un costado de la avenida Marginal del Torbes y cayó a las aguas, a las 5 de la tarde.

Un compañero reportó su desaparición, pero dijo no conocer datos precisos, sólo que reside en La Popa, tiene aproximadamente 48 años de edad, y que le dicen "Calimero".



Miriam Bustos

No hay comentarios:

Publicar un comentario