lunes, 13 de agosto de 2012

Aeropuerto de la Carlota


Les anexo esta declaración que salio recientemente en El Universal, en Caracas, sobre que aviones pueden aterrizar en La BaseMiranda o La Carlota (SVFM), que según el AIP la pista tiene estas características técnicas:

Pista de Largo 1.820 mts, de ancho 42 mts, elevación 850 pies y cuenta con Manga de Viento,  un PAPI, TWR y Bomberos.

El comentario que saco del artículo es el siguiente:

- Recuerda que se trata de un aeropuerto de categoría siete, y por lo tanto con serias limitaciones para recibir aviones de cuerpo ancho, que son los grandes aviones de carga: "Ahí no podría operar un Hércules C-130, que es siempre la aeronave más útil para trabajos de carga, sino más bien los Skytruck que tiene la Fuerza Aérea, aviones limitados, con capacidad para diez toneladas de carga. Creer que ese aeropuerto dará respuesta de comunicación aérea a Caracas es un error". -

Creo que un comentario o una opinión, serian interesantes para evaluar los puntos de vistas y en especial los técnicos.

Por otro lado para no descontextualizar, les anexo el articulo completo y Ustedes mismos evalúenlo por favor.

Espero sus comentarios, mis saludos y respetos.
Caracas, Venezuela.
 
EL UNIVERSAL - Caracas, Venezuela.
 
 
Futuro de pista de la base aérea La Carlota divide a los expertos

No todos piensan que debería conservarse si se decide hacer allí un parque

imageRotate
La pista aérea de 1.800 metros de largo parte en dos la base aérea de La Carlota NICOLA ROCCO
Contenido relacionado
JAVIER BRASSESCO |  EL UNIVERSAL
lunes 6 de agosto de 2012  12:00 AM
A la hora de convertir la base aérea de La Carlota en un parque recreacional, existe una pregunta básica: ¿Qué hacer con la pista de aterrizaje que parte este espacio en dos? 

Los expertos no logran ponerse de acuerdo en este punto, y mientras algunos argumentan que renunciar a la única pista que tiene una ciudad tan vulnerable es una locura, otros aseguran que la utilidad de la misma a la hora de una emergencia es más mito que realidad y que su conservación limitaría un hipotético parque. 

Loly Sanabria, diseñadora industrial e hija del arquitecto Tomás José Sanabria (creador del hotel Humboldt y a quien siempre le preocupó qué hacer en ese espacio de La Carlota), recuerda que ciudades con riesgo sísmico tienen tres y cuatro aeropuertos, y le parece inconcebible que aquí se piense en eliminar el único que tenemos: "A la hora de una grave emergencia, que en Caracas puede adoptar la forma de inundación, deslave o terremoto, no bastará con helicópteros". 

Cree que cualquier proyecto debe respetar esta pista como un espacio sagrado, y que el parque (y la unión de éste con el Parque del Este) podría construirse pero al norte de ésta. 

"Su utilidad es un mito" 

Por su parte Ángel Rangel, quien fue director de Protección Civil cuando la tragedia de Vargas en 1999 y quien asesoró al jurado del reciente concurso "Ideas para un parque Verde en La Carlota", coincide con Sanabria en que tener una pista aérea dentro de la ciudad es un privilegio, aunque asegura que la utilidad de esta base aérea en caso de desastre es un mito. 

Recuerda que se trata de un aeropuerto de categoría siete, y por lo tanto con serias limitaciones para recibir aviones de cuerpo ancho, que son los grandes aviones de carga: "Ahí no podría operar un Hércules C-130, que es siempre la aeronave más útil para trabajos de carga, sino más bien los Skytruck que tiene la Fuerza Aérea, aviones limitados, con capacidad para diez toneladas de carga. Creer que ese aeropuerto dará respuesta de comunicación aérea a Caracas es un error". 

Rangel sugiere que se considere el uso de áreas del parque para operaciones de helicópteros, helipuntos que permitan que las naves rusas que tiene el país (con capacidad de 18 toneladas de carga, no tan lejos de un Hércules) puedan cargar y descargar allí. Afirma que la pista, entonces, no debería ser una limitante para el diseño del parque. "Tenemos que pensar en alternativas distintas a La Carlota, en ningún caso nos bastará con ese espacio para atender una emergencia", asegura Rangel. 

Luis Camacho Agüero, consultor urbano y ambiental que participó en el concurso de ideas para La Carlota, tampoco cree que el aeródromo ser´ía funcional a la hora de una tragedia, y agrega además que hoy La Carlota se ha convertido en un tapón para las conexiones norte-sur de la ciudad: "Ante un evento de emergencia, el aeródromo quedaría aislado pues las vías congestionadas impedirían la movilización de los cuerpos de atención desde La Carlota a la ciudad, haciendo de la atención un proceso muy ineficaz. No hay conexiones peatonales entre este aeródromo y la ciudad, pues está aislado delresto de la urbe, tanto por el río como por la autopista. Además las zonas más afectadas, previsiblemente, no estarían nada cerca de este aeródromo". 

La conservación de la pista, además, sería para él un impedimiento para realizar las necesarias conexiones norte-sur, y hacer el parque al norte del mismo sería perder el 70% de su espacio. 

Una solución a medio camino 

El ingeniero Daniel Quintini es de los que cree que la pista debe conservarse (aunque considera que el uso de ésta debe quedar limitada a situaciones de emergencia), si bien él propone una solución intermedia. 

Propone así una estructura corrida de concreto armado tipo puente, de 45 metros de ancho por 1.500 de largo, apoyada sobre columnas y éstas probablemente sobre pìlotes que eleven el nivel de la pista entre 8 y 10 por arriba del actual, lo cual permitiría sin problema alguno, conseguir los cruces viales norte-sur propuestos desde hace tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario