lunes, 3 de diciembre de 2012

Centro Cívico y IV


Un proyecto sin concluir

En el año 2008, el Gobierno regional solicita al Consejo Legislativo la aprobación de un crédito adicional por 8 millones de bolívares fuertes (8 mil millones de bolívares antiguos), derivado de recursos por situado constitucional, para el recién creado Instituto Autónomo del Poder Comunal del estado Táchira (antiguo Autónomo de Asesoría para el Desarrollo Local del Estado Táchira –Iadlet-), destinados a la obra “Recuperación de la estructura de la Torre B del Centro Cívico San Cristóbal”.

Un proyecto sin concluir

En el año 2008, el Gobierno regional solicita al Consejo Legislativo la aprobación de un crédito adicional por 8 millones de bolívares fuertes (8 mil millones de bolívares antiguos), derivado de recursos por situado constitucional, para el recién creado Instituto Autónomo del Poder Comunal del estado Táchira (antiguo Autónomo de Asesoría para el Desarrollo Local del Estado Táchira –Iadlet-), destinados a la obra “Recuperación de la estructura de la Torre B del Centro Cívico San Cristóbal”.
Inapcet acuerda que aunque FEDE se encargará de la ejecución de la obra, el instituto será el encargado de hacer la contratación respectiva
Sin embargo, este instituto nunca ejecutó estos recursos, pues a menos de un mes de que el Consejo Legislativo hubiese aprobado estos recursos, Inapcet mediante un convenio de transferencia, de fecha 21 de noviembre de 2008 (el viernes hábil antes de las elecciones regionales del 23 de noviembre de 2008) le entrega el monto total del crédito adicional a la Fundación de Edificaciones y Dotaciones Escolares (FEDE).
En este convenio de transferencia, Inapcet acuerda que aunque FEDE se encargará de la ejecución de la obra, el instituto será el encargado de hacer la contratación respectiva. Por lo que en fecha 3 de diciembre de 2008 (siete días hábiles después de haber entregado todos sus recursos a FEDE), realiza la contratación de la empresa Inversiones La Macarena (RIF J-30125344-2, presidida por el Ing. Luis Fernando Moreno Arias) para la precitada obra, aunque por un monto menor a los recursos transferidos. La contratación se hace por 7 millones 166 mil 384 bolívares con 14 céntimos.
Sin embargo, Inversiones La Macarena nunca ejecutará este contrato original.
El actual presidente de Inapcet, Jhonson Delgado, asegura que luego de solicitar en varias oportunidades información sobre la razón paralización de la obra, a lo cual La Macarena responde que no hubo pago del anticipo respectivo, y de solicitar a FEDE el reintegro de los recursos, Inapcet interpone una demanda ante la Fiscalía 23 el 2 de noviembre de 2010 –número de causa F23-0024-10-, demanda que concluyó con un sobreseimiento de la causa, pues la Fiscalía no determinó culpabilidad por parte de Inversiones La Macarena.

Fede ejecutó y faltó dinero

Hasta el momento de las investigaciones, los voceros del gobierno regional dirigido por César Pérez Vivas, empezando por el Inapcet y la Procuraduría, consideraba que los ocho millones de bolívares se habían perdido por el camino.
nadie se dio cuenta de lo que la empresa venía realizando, pues los trabajos se realizaban de noche y los mismos no causaron mucha molestia
Sin embargo, FEDE cuenta otra historia: efectivamente recibieron los recursos, y efectivamente se ejecutaron en la recuperación de la Torre B del Centro Cívico. Sin embargo, no se maneja el contrato suscrito por Inapcet en el año 2008 sino que a principios de 2009 FEDE realiza otro proceso de contratación y le adjudica nuevamente a Inversiones La Macarena pero por un monto mayor a la contratación inicial. El nuevo contrato sube a 7 millones 363 mil 625 bolívares con 10 céntimos, es decir, cerca de 200 mil bolívares más.
Los recursos que en un momento parecieron suficientes para llevar a cabo la reconstrucción de la Torre B del Centro Cívico, no alcanzaron siquiera para culminar uno de los 4 proyectos presentados por el ingeniero Javier Nieto, para la completa recuperación de los pisos afectados por el voraz incendio. El ingeniero había sido contratado por FEDE para que renovara el anteproyecto que se había hecho previamente por Inapcet y así llevar a cabo los trabajos de reconstrucción.
El arquitecto Pedro Díaz, jefe de Inspecciones de FEDE, fue quien se encargó de mostrar cada uno de los proyectos presentados por el ingeniero Nieto: Proyecto para la recuperación de Estructura; Proyecto para la recuperación del Sistema Eléctrico; Proyecto para recuperación de las Instalaciones Sanitarias y el Proyecto para la Recuperación de las Instalaciones Mecánicas. “De lo que no hay un proyecto es de la recuperación de la fachada, de la arquitectura como tal de la Torre B, pues se trata de algo más complejo y todavía no se ha hecho, pues se trata de una estructura muy definida”.
Díaz explicó que una vez definido los proyectos, FEDE contrata a una empresa que ya tenía una contratación con Inapcet, sin embargo cuando ellos hacen la mencionada negociación, ésta queda suspendida de inmediato, pues aunque se contrata a la misma empresa se trata de un ente nacional. “FEDE contrata de nuevo con la empresa La Macarena, y lo hace con un presupuesto más especifico, 7 millones 363 mil bolívares fuertes, esto se saca de los 8 millones. El restante se usa para el pago de la realización de los proyectos y la inspección”.
La ejecución de la obra, a principios del año 2009, se inicia con limpieza y demoliciones, sin embargo la obra se paraliza por falta de proyecto, pues el anteproyecto que se tenía estaba muy incompleto y la empresa que lo había hecho en primera instancia no respondió a los llamados de la Fundación. Una vez se culminan los proyectos se vuelve a reiniciar la obra por parte de la empresa Macarena y se empieza a preparar el terreno para ejecutar los proyectos y para llevar a cabo una obra de esta envergadura se requirió tiempo.
El arquitecto señaló que los trabajos se paralizan el 27 de noviembre de 2009 y se reinician el 14 de febrero de 2011, más de un año haciendo la contratación y los proyectos. Tras el reinicio de las actividades se cuenta con algunos cambios que causaron la modificación de algunas partidas. “Lo primero que se hace es la limpieza, continúan las demoliciones, se procede a botar todos los desechos. Hay que destacar que previo a la limpieza realizada por la empresa ya el Cuerpo de Bomberos había hecho una trabajo similar”.
Las primeras tareas se realizaron con mucho esfuerzo usando escaleras y los ascensores, incluso nadie se dio cuenta de lo que la empresa venía realizando, pues los trabajos se realizaban de noche y los mismos no causaron mucha molestia. En el piso 2 todo se tuvo que demoler, porque el proyecto de recuperación estructural así lo requería, pero una vez realizada la recuperación el lugar está apto para ejecutar los otros proyectos, sin embargo el contrato hablaba sólo de la recuperación estructural. “Sólo se ejecutó uno de los proyectos, y nos faltó ejecutar un 10 por ciento del mismo por falta de recursos, pero en caso de que la gobernación regional o cualquier ente nacional requiera usar estos proyectos la Fundación está totalmente a la orden para entregarlos”.

Recuperación estructural nunca vista en el país

Con las técnicas y los materiales más sofisticados que sólo han sido usados en algunos puentes del país (los productos de alta resistencia Sika), Fede y la empresa La Macarena llevaron a cabo la recuperación de la torre B específicamente de los pisos 1, 2, 3 y 4, los cuales fueron los que más sufrieron durante el incendio que marcaría el centro de la ciudad para siempre.
El inspector de Fede encargado de la obra señalaba que las columnas de los pisos se desnudaron, pues el fuego quemó el concreto y debieron demoler todo el concreto para reforzar el acero y lo hicieron con una propuesta muy innovadora, la cual no se ha hecho antes en el país, sólo se ha usado en puentes. “Un trabajo arduo, en el que se reforzó con un concreto predosificado de fabrica que tiene una alta resistencia, es decir casi 5 veces mayor que la que usualmente tiene una estructura, incluso la empresa que dotó del producto hizo previó a la recuperación un curso para enseñar cómo usar el químico que además es importado, lo que causó en algunas ocasiones demoras porque no llegaba el producto”.
el 10 por ciento que faltó fue rehabilitar la losa del piso 2, pues la recuperación de las vigas no sólo comprende el reforzamiento de las mismas sino el cambio de las losas, en el piso 1 se llevó a cabo con éxito, sin embargo los recursos no alcanzaron para rehabilitar las losas del piso 2
Mientras se iba reforzando se iban apuntalando las vigas, y así fueron recuperando cada columna en cada piso. Otro de los procedimientos realizados, fue ejecutado en la terraza 3 que menos sufrió pero es la más ancha, a esas columnas las lijaron, y luego le aplicaron un manto, un barniz, y así la misma quedo más resistente de lo que recurrentemente se puede ver. “Este procedimiento se uso en las columnas de la terraza 3 de la torre B”. En total fueron reforzadas las columnas de los pisos 1, 2, 3 y 4 y sólo las vigas de piso 1 y piso 2.
El experto explicó que el 10 por ciento que faltó fue rehabilitar la losa del piso 2, pues la recuperación de las vigas no sólo comprende el reforzamiento de las mismas sino el cambio de las losas, en el piso 1 se llevó a cabo con éxito, sin embargo los recursos no alcanzaron para rehabilitar las losas del piso 2. Las losas del resto de los pisos no se van a demoler porque no lo requieren. “Piso 1 quedó rehabilitado en su totalidad, pero en el piso 2 sólo se recuperaron las vigas y faltó demoler las losas, aplicarle el concreto para que se pueda ver el trabajo. En los demás pisos sólo se le renovó la pintura, y quedó como nuevo pues no sufrieron mucho durante el incendio”.
La recuperación de la estructura de la torre B del centro cívico culminó el 9 de mayo de 2012. Un trabajo que tomó 15 meses, y hasta hace unos meses se hizo el último trabajo. Fede asegura haber terminado su labor y está presto a entregar los 3 proyectos por ejecutar al ente que desee culminar los trabajos. Hasta ahora nadie los ha contactado, ni del gobierno regional ni del gobierno nacional. El centro cívico sigue esperando por atención.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario