sábado, 29 de octubre de 2011

Bomberos de Jiménez se declaran en paro



 ( Venezuela ) Al principio, la central estaba en la población de Tintorero y, desde hace siete años para acá, la estación se ubica en la entrada de Quíbor. Fue a través de una ordenanza como se concretó todo lo relacionado con la institución y mudanza. Lo que nunca hizo el alcalde Luis Plaza fue incluir a los bomberos en la nómina municipal.

El teniente Jairo Martínez, comandante del Cuerpo de Bomberos de Jiménez, lamentó que no cuenten con un sueldo justo. Rechaza que a lo largo de todo este tiempo, apenas reciban un aporte de la Alcaldía similar al salario mínimo, es decir, 1.548 bolívares, insuficiente para cualquier trabajador (a) sobre todo cuando tiene la responsabilidad de un hogar.

“Hoy (ayer) sostuvimos una reunión aquí en la Estación de Bomberos y hemos decidido suspender las inspecciones y guardias de prevención, hasta tanto la Alcaldía de Jiménez nos incluya en la nómina. Recibimos migajas que no compensan el arduo trabajo entregado a la comunidad.

Ponemos nuestras vidas en riesgo, razón poderosa y suficiente para ser pagados como es debido. Exhortamos al alcalde Luis Plaza a que reflexione y cumpla con nosotros”, sostuvo el comandante Martínez.

Por su parte el cabo segundo Diego López, declaró que tampoco cuentan con un seguro de Hospitalización, Cirugía y Maternidad (HCM). Contó que hace poco uno de sus compañeros de faena, sufrió un accidente, requirió de estudios médicos muy costosos y, por desdicha, no tenía dinero para realizárselos.

“Necesitamos un seguro urgente, un sueldo justo, utilidades, vacaciones, entre otros beneficios laborales. Ya basta de la burla que mantiene el alcalde Luis Plaza”.

“Pedimos la cola, para llegar a los incendios”

El comandante de los Bomberos en Quíbor, teniente Jairo Martínez, informó además que el camión bomba tiene alrededor de un año sin funcionar. Por esa razón, cada vez que surge una emergencia por incendio, “nos vemos en la penosa necesidad de llamar a algún amigo que tenga una camioneta para que nos lleve hasta el sitio. Mientras los vecinos de la comunidad, con ayuda de tobos, cooperan con nosotros en mitigar las llamas”.

La ambulancia tiene la caja dañada. No da para más. Se trata de una situación bastante difícil que, de no contar con una atención inmediata, seguirá perjudicando no sólo a los miembros del Cuerpo de Bomberos, también la colectividad quiboreña corre el riesgo de no ser atendidos cuando así lo requieran. En Quíbor, ruegan a Dios para que no los sorprenda ninguna calamidad, es una oración colectiva porque todos saben de las carencias de la estación.

En el caso de los uniformes, Jesús Rojas, otro de los bomberos, explicó que los sustituyen por nuevos, gracias al esfuerzo económico de ellos mismos o de empresas privadas, identificadas con la institución. Trabajamos con lo que tenemos a la mano, sostuvo el hombre de azul, decepcionado de que la profesión por la cual se desvive a diario, en la Alcaldía de Jiménez, no la valoren ni un poco.

La opinión del bombero Johan Díaz, coincide con la del resto del grupo, incluso en su caso, el aporte económico que le dan no alcanza para cubrir sus estudios de Enfermería. Atender apenas las estrictas emergencias, es la medida de presión que ponen en práctica los bomberos del municipio Jiménez, y mantendrán la acción hasta que el alcalde Luis Plaza arregle la situación de la manera más justa.

Fuente: www.elimpulso.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario