martes, 29 de noviembre de 2011

Un bombero perdió una mano por un estallido


Valoración de los usuarios: / 1
PobreEl mejor 
LA PLATA (Valeria Musse /La Nación).- Un bombero resultó gravemente herido al estallar un artefacto explosivo colocado afuera del Instituto Superior de Formación del Servicio Penitenciario Bonaerense.
El ministro de Justicia y Seguridad provincial, Ricardo Casal, confirmó que el hombre perdió la mano derecha y descartó que el episodio se hubiera tratado "de un atentado institucional".
Fuentes policiales identificaron al bombero herido como Carlos González, quien había llegado hasta esa dependencia del Servicio Penitenciario Bonaerense, situada en la calle 135 entre 44 y 45, con un equipo especial de la Brigada de Explosivos de los Bomberos de La Plata, luego de que una llamada al 911 alertara sobre la presencia de un extraño paquete dejado de una ventana perteneciente al área del personal administrativo.
Minutos después de las 10.30, una empleada había advertido la presencia de una caja y avisado a las autoridades.
González fue el primer integrante de la Brigada de Explosivos que se acercó al paquete y, apenas abrió el envoltorio, el artefacto estalló, según informaron fuentes policiales a La Nacion. El bombero fue trasladado de urgencia al hospital de Melchor Romero y allí fue intervenido quirúrgicamente.
"Perdió la mano derecha y la otra la tiene muy comprometida", dijo el ministro Casal, desde la escuela de cadetes, y agregó: "Lo único que tenemos que lamentar es eso. Lo que corresponde es investigar rápidamente para que encontremos al autor de esta locura. No tengo dudas de que el responsable de la colocación de ese artefacto explosivo fue un demente".
Ante la consulta sobre si el aparato explosivo estaba destinado a algún miembro del personal jerárquico del Servicio Penitenciario Bonaerense, el funcionario provincial desestimó esa hipótesis.
"Yo descarto que sea una cuestión institucional. Creo que se trató de la obra de un desquiciado que intentó hacer daño con un artefacto explosivo en la vía pública, expuesto al tránsito de cientos de personas que caminan por este barrio, incluso niños que van a la escuela acá enfrente, lo que podría haber sido un desastre", enfatizó Casal.
Los primeros indicios indicaron que el explosivo metálico era de fabricación casera. Según relató Casal, los investigadores de la policía bonaerense buscaban identificar a quien colocó el explosivo, por lo que relevaron las grabaciones de las cámaras de seguridad del predio. Investiga el hecho el fiscal platense Alvaro Garganta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario