lunes, 3 de diciembre de 2012

Excelente trabajo de Investigación sobre el Incendio del Centro Civico y su antesesor , el Mercado Cubierto

tion - headers already sent by (output started at /home/content/08/9961308/html/inc/html-entrada.php:3) in /home/content/08/9961308/html/inc/html-entrada.php on line 3

Incendio Centro Cívico: seis años sin culpables

Un monumento a la desidia parece erigirse en pleno centro de la ciudad. Este domingo 2 de diciembre de 2012 se cumplieron seis años de la quema de la Torre B del Centro Cívico San Cristóbal, sin que se haya dado la recuperación total de este ícono de la capital tachirense y mucho menos se ha determinado quién o quiénes son los responsables de este incendio “INTENCIONAL”, como lo determinó el Cuerpo de Bomberos de la ciudad, de acuerdo al informe que reposa en el Consejo Legislativo del Estado Táchira, una de las instituciones que enfrentó pérdidas totales tras el paso del fuego voraz por sus oficinas.
  • Textos: Jhoana Suárez y Elizabeth Montoya
  • Fotos: Carlos Galvis, Javier Martínez y Jorge Ramírez

Nació de las cenizas

El Centro Cívico, cual ave fénix, se levantó de las cenizas de otro incendio de gran magnitud, el del Mercado Cubierto de San Cristóbal.

Nació de las cenizas

El Centro Cívico, cual ave fénix, se levantó de las cenizas de otro incendio de gran magnitud, el del Mercado Cubierto de San Cristóbal.
Cerca de la medianoche del 31 de diciembre de 1963, el cielo nocturno de San Cristóbal se iluminó con las llamas, no de fuegos artificiales anunciando la llegada de un nuevo año, sino por las ardientes flamas de un fuego atroz, como nunca antes visto en la Villa de San Cristóbal. El centro del comercio en la ciudad, el Mercado Cubierto, se consumía ante la mirada impotente de mercantes y vecinos.
Vale resaltar que previo al incendio, la estructura no se mostraba como una unidad arquitectónica en virtud de que las precarias condiciones de la construcción obligaban a cada locatario a ir haciendo mejoras a su negocio, y el parecer, gustos, necesidades y posibilidades de cada uno fueron cambiando la fisonomía del mercado, mostrando una estructura muy variopinta de local a local.
El abogado Luis Hernández, investigador de la historia tachirense, recuerda: “Hay que empezar diciendo que el actual centro de la ciudad no estaba ubicado donde está ahora sino que fungía alrededor de la plaza mayor donde Juan Maldonado instauró la ciudad para tener un sitio de descanso entre Pamplona y La Grita. En los terrenos que se ubica la actual plaza Bolívar, se ubicaba la Plaza del Pantano, denominada así porque en el descenso natural de las aguas en una ciudad tan lluviosa como San Cristóbal en aquella época, el lugar se mantenía como un lodazal donde los comerciantes empezaron a establecerse para ofrecer sus mercancías. Posteriormente se funda la compañía anónima Mercado Cubierto de San Cristóbal que organiza a todos aquellos comerciantes y desarrolla la estructura del extinto Mercado Cubierto o Casa de Mercado”.

Un testimonio

El bombero Jorge Ramírez, es referencia viva de dos incendios en el mismo lugar. “Yo estuve en el incendio del Mercado Cubierto, no como bombero sino porque mi papá tenía una ferretería, la ferretería Rodríguez. En plena madrugada me avisan que se está quemando el mercado cubierto, prendo la moto y cuando llego hay tremendo candelero, me ubico por carrera 7 que estaba la ferretería, y como estaba haciendo la mayoría me meto y empiezo a sacar lo que pudiera, hasta que llegó un punto en que el fuego agarró los potes de pintura y thinner y eso empezó a volar. En ese punto todos nos paramos a ver cómo se quemaba, porque no se podía hacer nada”.
Ramírez señala que en esa época el cuerpo de bomberos tenía un solo camión, por lo que no pudieron hacer mucho ante aquel voraz incendio que ya consumía el Mercado en sus cuatro puntos cardinales.

¿Accidental o provocado?

El Diario Católico del viernes 3 de enero de 1964 (ejemplar No 11.837) titula “Desolación y ruina en el portal de 1964”, explicando la debacle de la principal casa de mercado de la época, en medio de la celebración del nuevo año, sin pérdidas humanas que lamentar debido al asueto festivo.
Los residuos expulsados por la humareda cubrieron miles de metros a la redonda. Las calles de la plaza Bolívar funcionaron como un improvisado depósito de las mercancías de los comerciantes que buscaron rescatar lo que podían de entre las llamas que amenazaban con tragarse las manzanas siguientes. Fue necesaria la intervención del Cuerpo de Bomberos de Cúcuta para sofocar las llamas, trabajos que se extendieron por 48 horas. Los periódicos de la época calificaron de extraordinaria y decisiva la colaboración de los bomberos nortesantendereanos.
"le metieron candela a los dos y no ha pasado nada"
No pocos aseguran que al igual que el incendio del Centro Cívico, reproducido en el mismo lugar en otro diciembre pero 42 años después, la quema del Mercado Cubierto no fue un accidente, sino que estuvo de por medio la intencionalidad humana. Según el investigador Luis Hernández, este sitio de reunión de mercaderes estaba siendo mal visto desde la década desde los años 50, y se requería el desalojo de los comerciantes para modernizar el espacio y convertirlo en un centro empresarial de primera, de la mano de casas alemanas e inglesas.
Desde un principio se dijo que las causas no estaban determinadas pero que la rapidez con la cual se extendió a toda la estructura de la antigua Casa de Mercado, hacía presumir la intervención de manos criminales. Sin embargo, el veredicto oficial de la Policía Técnica Judicial es que fue accidental, por la caída de una lámpara encendida, cuya llama luego se propagó dada la gran cantidad de mercancía seca en el lugar, aumentando luego la intensidad por la explosión de un recipiente de combustible.
--La historia no ha cambiado nada, siguen metiéndole candela y los bomberos siguen sin suficientes equipos. Y la impunidad sigue igualita, le metieron candela a los dos y no ha pasado nada--, afirma el bombero Jorge Ramírez.
El Mercado Cubierto duró meses en ruinas, y dio origen al desarrollo de mercados periféricos como el Mercado de los Pequeños Comerciantes.

Pérdidas millonarias

El diario Católico del 3 de enero del 64, señalaba que las pérdidas oscilaban entre los 5 y 8 millones de bolívares, y posteriormente los cálculos oficiales, levantados a partir de 550 encuestas de comerciantes, redujeron esta cifra a 4 millones 268 mil 813 bolívares. Sin embargo, sólo se aprobaron 2 millones seis mil 430 bolívares en créditos para los afectados, los cuales habilitarían sus locales en los mercados periféricos.
De hecho hasta se estableció una Comisión de Auxilio para los Trabajadores del Mercado Cubierto, integrada por el gobierno regional, Asamblea Legislativa, Cámara de Comercio, Concejo Municipal, Fuerzas Armadas, Asociación de Ganaderos, Prensa y Radio.
El Diario Católico, incluso publicó el 10 de enero del 64 que inversionistas norteamericanos -“vinculados a grupos económicos de Nelson Rockefeller”-estaban interesados en la adquisición de los terrenos del mercado para la construcción del Edificio Rental.
Casi 20 años debieron pasar para que se erigiera un edificio nuevo, promovido como Centro Cívico San Cristóbal.

Cortesía Diario Católico

Cortesía Diario Católico

Cortesía Diario Católico

Cortesía Diario Católico

Cortesía Diario Católico

Cortesía Diario Católico

Cortesía Diario Católico

Cortesía Diario Católico

Cortesía Diario Católico

Cortesía Diario Católico

Cortesía Diario Católico



No hay comentarios:

Publicar un comentario