miércoles, 16 de julio de 2014

Murió sexagenario al caer a la quebrada La Romera

Sucesos - 16 julio, 2014 | 12:00 AM

Unos 40 minutos duró el rescate y extracción del cuerpo de  Manuel Figueroa, por parte del Cuerpo de Bomberos de San Cristóbal.
Unos 40 minutos duró el rescate y extracción del cuerpo de Manuel Figueroa, por parte del Cuerpo de Bomberos de San Cristóbal.
Un sexagenario pereció por polifracturas y traumatismos generalizados, al caer de manera accidental a la quebrada La Romera, de una altura aproximada de 40 metros, en  el sector que lleva el mismo nombre, con avenida Carabobo.
Manuel Benjamín Figueroa Mosquera, tenía 63 años de edad,  y tenía su domicilio en la avenida Carabobo, entre carreras 19 y 20,  inmueble marcado con el número 19-17, cerca de donde se registró el hecho.
Según refirieron los familiares a las autoridades, este martes al mediodía, Figueroa  hacía mantenimiento, limpiando una tubería o canal situada en la parte trasera de su residencia, la cual desembocaba en la referida quebrada.
Sin embargo, a orillas del barranco no existe ningún tipo de protección, situación que aunada al estado resbaloso del terreno, producto de las recientes lluvias, el sexagenario  cayó irremediablemente al vacío, golpeándose la cabeza con las enormes rocas de la quebrada y muriendo instantáneamente.
Una vez sus parientes se percataron de lo que  había ocurrido, alertaron a las autoridades y en pocos minutos llegaron comisiones del Cuerpo de Bomberos de San Cristóbal, que al mando del mayor Eloy Durán y del capitán Élix Mora, arribaron con las unidades 34 y Alfa 22, respectivamente, además de la 35 y 41. También se hizo presente una comisión de la Policía Nacional Bolivariana.
Al bajar los rescatistas hasta el lugar donde cayó Figueroa, confirmaron que  ya no podían hacer nada por él, que la muerte fue inmediata, por lo que se limitaron a analizar la forma más práctica y fácil  de extraer el cadáver y llevarlo a tierra firma, toda vez que la topografía del terreno donde cayó es bastante accidentada.
La labor de rescate del cuerpo se extendió por unos 40 minutos, en vista de que optaron por buscar una vía alterna entre la maleza, y utilizando cuerdas, finalmente  lograron su cometido.
Posteriormente se ocuparon de trasladar el cadáver hasta la morgue del Hospital Central de San Cristóbal, para la necropsia de ley. (MB)

No hay comentarios:

Publicar un comentario